PARA QUERERSE A UNO MISMO- LAURO TREVISÁN

PARA QUERERSE A UNO MISMO
( del libro EL PODER INFINITO DE LA ORACION)

Padre Celestial, ahora reconozco que nací como obra maestra de tu amor, por eso me considero una criatura maravillosa, perfecta, llena de cualidades, inteligente, bonita, radiante, saludable y creativa.
Miro a mi interior y contemplo la dimensión infinita de mi ser. Mi cuerpo es el templo del Altísimo y mi mente es la Morada del Padre.
Soy todo, porque Dios está en mi y soy  único en mi individualidad, porque el gran Artista no se repite.
Sí, Padre Celestial, ahora yo se que Tú me has hecho una obra maestra y  firmaste abajo, y permaneces en mi, para que esta obra nunca más se deteriore.
¡ Qué hecho admirable!
Gracias Padre porque me has hecho asi.
Me gusto a mi mismo, porque todo lo que tú haces es bueno y grandioso.
Me gusto a mi mismo  porque me iluminaste de amor.
Gusto de mi mismo porque reconozco este mundo tan elevado, tan bonito, tan querido, tan tierno y tan amoroso que creaste en mi.
Padre, ¡ cuánto me amas para haberme creado con todas estas cualidades! . Ahora me siento feliz, Padre Celestial por lo que soy, con lo que soy, y te doy gracias con mucho amor. Amén..

Del libro EL PODER INFINITO DE LA ORACION
POR LAURO TREVISÁN

Lea:   Cuando te obsesionas con encontrar a tu alma gemela
Menú de cierre

Send this to a friend