¿Por qué todas mis relaciones son un fracaso?

¿Por qué razón fracasan las relaciones de pareja? Descubre los fallos en el amor y aprende a formar relaciones perdurables

¿Agotada de besar sapos? Si la mayor parte de tus relaciones de pareja fracasan, seguramente estás cometiendo los fallos comunes en el amor y repitiendo los patrones que te impiden tener una relación de amor triunfante. En muchas ocasiones no identificamos esos patrones sentimentales que conforman un laberinto y nos llevan a seleccionar patán tras patán, padecer descalabros cariñosos o bien embarcarse en relaciones tóxicas.

Todas y cada una padecemos del mal de amores

¿No tengo suerte en el amor? ¿Solo me atraen los hombres que no me son convenientes y mis relaciones me dejan poco a poco más heridas, que no llegan a cerrar? ¿Por qué razón descalabro en el amor? Conforme la sicóloga, sexóloga y psicoterapeuta, Clarisa Hernández (www.psicoclaramente.es) muchas mujeres refulgentes, socialmente triunfantes, independientes, fuertes y independientes se proponen preguntas como estas al comprobar su vida cariñosa y revisar que incluye una larga lista de descalabros, frustraciones y de relaciones poco satisfactorias.

La autora de El libro del buen amor ha identificado 4 patrones sentimentales que nos impiden tener relaciones de amor triunfantes. Estos son ideas preconcebidas sobre de qué manera debe ser una relación o bien situación. Lo peor es que la mayor parte de las veces son consecuencia de las faltas de la niñez que no conseguimos superar. ¿Con cuál te identificas?

Los cuatro fallos de las mujeres en las relaciones de pareja

1. La que busca a su príncipe azul

El príncipe es atrayente, bueno y valiente. Es el buen chaval que toda madre desea para su hija. Mas la mujer se aburre con este hombre mítico y prefiere buscar un muchacho rebelde y desequilibrado con el que sentir la pasión y el riesgo. Claramente está ocupadísima y el hastío ha sido reemplazado por los avatares del amor-pasión y el sufrimiento.

Lea:   Las mujeres solteras son más felices. La vida es más que tener relaciones.

¿Qué hacer? Date cuenta que el amor imposible es una de las trampas del amor-pasión, un sentimiento fugaz que se fundamenta en la complejidad y que su vida, de esta forma, va a ir a la deriva.

2. La besadora de sapos

El hechizo maligno que ha aprisionado al sapo queda roto por el acto de amor de un beso femenino, que lo transforma en príncipe. La activa de esta clase de relación se fundamenta en la pertinacia de estimar mudar a la pareja y esta meta se transforma en una obsesión. Es un reto que no depende de ella, mas la mujer piensa que lo logrará con sus cualidades personales.

¿Qué hacer? Reconoce la enorme complejidad que supone saber lo que precisan el resto. Date cuenta de que está mal opinar que a un hombre se le puede administrar todo lo positivo sin que mismo desee participar y también implicarse en el cambio.

3. La mujer salvavidas

Es la mujer que ayuda a un hombre a cruzar de una ribera a la otra. Son mujeres que han subsistido a numerosas y bastante difíciles experiencias cariñosas, que procuran hallar hombres desahuciados, con frecuencia con poca capacitación, jóvenes y también inexpertos, que deben iniciar nuevamente y que, frente a los ojos de esos hombres, son como dioses. La idea es que ese hombre infantil o bien necesitado de capacitación o bien dinero, acabará siendo un hombre de veras gracias a ella.

¿Qué hacer? Medita sobre lo que has dejado por él, incluidas tus aficiones y amigos. Ten presente que cuando decida seguir solo, estarás de nuevo perdida. Aprende a hallar el equilibrio.

Visita Wadie.com
Lea:   Por qué el poderoso número 777 es importante para las llamas gemelas

mis relaciones son un fracaso

4. La mujer organización sin ánimo de lucro

Es aquella mujer que ?al igual que una organización no gubernativo o bien organización sin ánimo de lucro- cuida del resto, la que se vuelca, la que no sabe decir no, la defensora de los pobres, la que siempre y en toda circunstancia está presta a saltarse los dictados de la razón, cuando piensa que tiene ante sus ojos una buena causa. Ella precisa siempre y en toda circunstancia a alguien a quien cuidar, tal y como si fuera una enfermera con un paciente.

¿Qué hacer? Piensa en tus faltas personales y examina el modo perfecto en que procuras compensarlas o bien negarlas ocupándose de las necesidades de tu pareja, en lugar de las tuyas.

Conforme la especialista “la mujer se acomoda en el código cariñoso que más recompensas le ha dado, pudiendo transformarse en su presa. La imagen del personaje que desean representar se apodera de ella y, de ahí que, los mitos del amor romántico y los cuentos de hadas le vienen como anillo al dedo.” Examina tus relaciones pasadas y atrévete a romper con los patrones para tener relaciones de pareja triunfantes.

Menú de cierre

Comparte con un amigo