En la vida merezco ser amado, respetado y valorado – Soy Espiritual