– Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo. Efesios 4:32 NVI

En la vida cotidiana nos encontramos en múltiples situaciones, y algunas son contrarias a nuestros deseos e intereses.

La mayoría de las veces,  los desencuentros con las personas más cercanas,  son  generadas por enojos y establecen  distancias lógicas por el estado de ánimo. En muchos casos la errada manera de resolver el conflicto deviene en mayores diferencias y hasta en posiciones irreconciliables. Lo cierto es que esto puede evitarse,  si aprendemos a manifestar nuestro desagrado de manera respetuosa y sincera.

Lo más difícil es detener la aceleración de nuestros pensamientos y reflexionar acerca de nuestras actitudes  y modos de accionar que favorecen las situaciones traumáticas por las que atravesamos. No nos sorprende que la mayoría de los pensamientos que nos invaden sean muy parecidos a los de los otros, esos a los que acuso y desestimo. Sus miserias se parecen a las nuestras.

felicidad

Pero en su gran sabiduría  Dios nos capacita para perdonar y pedir perdón, palabras claves que rompen las cadenas del corazón, solo cuando entendemos que cada día nosotros necesitamos el perdón de Dios a causa de nuestro pecado,  nuestro corazón se compadece como el de Él y otorgamos el perdón a otros. Nuestra dureza nos condena a permanecer encadenados al dolor y al pasado. Dios nos sacó del reino de las tinieblas a su luz admirable, no es necesario que sigamos atados a los recuerdos y dominados por las heridas, porque fuimos llamados a libertad. Este es el día.

Sígueme en Facebook

Señor sáname y seré sano, rompe mis cadenas. Quiero ser libre del enojo. Pido perdón y perdono, estoy cansado pero renueva mis fuerzas.

Lea:   Conocete a ti mismo, conoce a otros

Marta Yurquina de Biondi
martadebiondi@gmail.com

Menú de cierre

Join our list

Subscribe to our mailing list and get interesting stuff and updates to your email inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

Comparte con un amigo