La energía que mueve nuestro campo electromagnético es el amor. El aspecto FEMENINO del amor a nivel energético es MAGNÉTICO….es aparentemente pasivo porque no actúa sino que ATRAE, acoge, es el poder matríztico, el poder de la DIOSA, la fuerza de la creación, de lo etéreo, lo intangible. El aspecto masculino es ELÉCTRICO, revoluciona, BUSCA, es activo..es el poder de materialización en la forma, en lo visible, el DIOS QUE MATERIALIZA. Juntos complementan y constituyen la FUERZA ELECTROMAGNÉTICA DE LA CREACIÓN, es la fuerza del AMOR UNIVERSAL. Es lo que permite que, más allá de la fuerza gravitacional, los planetas y estrellas puedan fusionarse y a la vez mantenerse separados, unidad e individualidad, caos y orden.
El amor, así como la conciencia…siempre ES y siempre “HA SIDO”…ahora, el acceso a darnos cuenta de ello, es lo que implica NIVELES….según nuestra mirada, según nuestro grado de conciencia del sentir, será el nivel en el que nos posicionamos en el amor….Ahora bien, si nos situamos en un sólo punto rigidizando el libre fluir, nos estamos estancando quedando sólo en las “creencias” y esquemas mentales de lo que es el amor, lo que termina siendo una programación más de nuestro DEBER SER. Es cuando las personas suelen decir ” se murió el amor”, pero no es el amor el que muere, sino el estado inmóvil en que se mantiene la persona consigo misma o en el vínculo con el otro. El amor en movimiento debe elevarse hacia el amor incondicional, sin perder de vista las necesidades emocionales tanto de sí mismo como a nivel vincular. De ésta forma, no se pierde el equilibrio entre dar y recibir.  Cuando el amor es sólo dar o o sólo recibir, simplemente estamos compensando vacíos, necesidades o proyectando la propia carencia…..El amor real no funciona con compensaciones, sino que es un armónico dar y recibir, donde el fluir surge en equilibrio de ambas direcciones, es el momento en que el AMOR ES SOLO EXPANSION… 1+1=3.
El equilibrio del amor desde la carne y desde el espíritu….somos la pasión de la materia y la pasión del fuego sagrado…el amor incondicional del ser y el amor terrenal del ego.

panajiotis / Pixabay

No hay que tenerle miedo a situarse en los distintos niveles, en los distintos escalones del amor, ya que el amor así como la verdad, no asciende en forma lineal sino en forma espiral, cuya forma gira subiendo y bajando. Lo importante es llegar a experimentar el aspecto SAGRADO de cada segmento de la espiral, SACRALIZAR LA MATERIA AL CONECTAR CON EL ASPECTO DIVINO, en un flujo armónico de dar y recibir….es en ese equilibrio que surge la paz y se activa el ESTADO DEL SER en donde nuestros sentir se multiplica mucho más allá de los tradicionales 5 sentidos, donde no sólo experimentamos el placer de los impulsos y su intensidad, sino también vivenciamos su profundidad, su expansión….el sentir multilineal, es decir, la GEMOETRIA SAGRADA DEL AMOR (Merkaba). Para vivirlo, es necesario experienciar el constante AHORA y dejarse llevar por el caudal que lleva el rio, ya que el cauce correcto es conocido por el ALMA. La clave está en la conexión álmica del amor y así el campo electromagnético se activa al estar en equilibrio energía femenina y masculina.
…”Hasta ahora has tratado con tu lado masculino: el conocimiento. Tú sabes, eres capaz de entender lo que sabes, pero aún no has llegado a la gran fuerza femenina, una de las fuerzas maestras de la transformación. Y conocimiento sin transformación no es sabiduría.Cuando el conocimiento masculino se une con la transformación femenina, está creada la gran unión mágica, que se llama Sabiduría. Sabiduría es conocer y transformar”….BRIDA P.Cohelo

PSICOTERAPIA DEL SER 
Entrenamiento Psicoespiritual
psicoterapiadelserchile@gmail. com

+569 87481190

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend