Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Enemigos del alma desde el punto de vista de un Lama

Un Lama Tibetano es aquella persona que conoce la naturaleza de su ser, su mundo interno, puede ver de dónde ha venido y a dónde va, es entrenado para tener control de sí mismo y a vivir sin apegos.

Más de una ocasión he tenido la oportunidad de asistir a ceremonias de los Lamas, en lo personal me gusta mucho su filosofía de vida y siento gran admiración por ellos.

Ellos dicen que ser compasivo disminuye el sufrimiento, es importante no confundir un sentimiento de lastima con la compasión, pues son dos cosas totalmente distintas. La compasión se experimenta cuando de verdad de corazón sientes lo que la otra persona está pasando, te duele ver su sufrimiento y entiendes que esa situación es parte de un proceso de evolución de su ser y no puedes evitarlo.

El sufrimiento en el ser humano es opcional, podemos sentir dolor esto es natural pero cuando nos estancamos demasiado en el dolor lo convertimos en sufrimiento y de nosotros depende ¿cuánto tiempo queremos estar estacionados en ese estado? De esta manera el sufrimiento es considerado como el primer enemigo del alma.

lama tibetano

El segundo enemigo del alma es el rencor, por lo que aconsejan los Lamas dejar fluir y liberarte de este sentimiento porque resulta un veneno para tu ser, el otro no se perjudica si no tu mismo.

El tercer enemigo es el apego el cual puede describirse como el estado en el que sufrimos si nos falta algo, se despierta cuando nos apropiamos de todo, en la vida debemos aprender que nada nos pertenece, que las cosas solo son instrumentos que en ocasiones están a nuestro alcance para lograr un fin, y la felicidad no dependerá si eso está o no conmigo, es común sentir apego a personas, cosas materiales, dinero etc.

También en soyespiritual.com:   6 Parejas del Zodíaco que tienen una conexión más profunda que cualquier otra persona

Estos enemigos del ser humano solo viven en su interior y pueden crecer cuando los alimentamos con pensamientos pesimistas, de ira, o cuando somos rígidos con nosotros mismos y juzgamos a los demás. Pero no se trata de acrecentarlos sino de disminuirlos, y la clave de acuerdo a los Monjes o Lamas, esta en ser flexibles y compasivos con nuestro propio ser y posteriormente con los que nos rodean.

Por Ana Rocha

Cerrar menú

Comparte con un amigo