Elijo vivir en paz

Desde nuestra actitud mental decidimos nuestra elección de vivir en guerra o en paz. Podemos elegir evolucionar a través de la armonía o a través del conflicto.

En el mundo existen conflictos, luchas, cosas que no nos gustan, pero esto no significa que afrontemos estos conflictos perdiendo nuestro centro. Tú puedes vivir en paz a pesar de tener que salir al mundo, vivir y luchar. Los conflictos del mundo pueden ser enfrentados de forma armoniosa. La Paz existe, y es nuestra responsabilidad alcanzarla. Nadie puede darnos la paz, somos nosotros los que debemos permitir que se manifiesten en nuestra vida

Cuando nos aceptamos como somos. Cuando el juicio de los otros no nos perturba, porque sabemos quiénes somos, entonces la paz se manifiesta en nuestras vidas.

El camino de la paz comienza con la autoaceptación. Buscar la paz afuera de nosotros mismos es dejarla atrás.

Elijo vivir en paz

Sin autoaceptación las personas ven la vida como una lucha constante, haciéndose la guerra a sí misma y a los otros. Cuando no nos aceptamos convertimos nuestra vida en una competencia permanente, y la competencia es en realidad una forma de guerra. Todo tipo de competencia atenta contra la paz.

En la sociedad de consumo debemos tener cuidado de convertirnos en individuos que compiten desesperadamente por ser mejores que los otros. Todo aquello que nos incite a la competencia se convertirá en fuente de dolor, su precio será perder la paz.

La fe es importante para encontrar la paz. No podemos cambiar la vida pero podemos aprender a fluir con ella. La paz solo pueden experimentarla aquellos que se vuelven amigos de la vida, comprendiendo que somos parte de algo mayor que nosotros mismos, puedes llamar a ese algo mayor, Dios, Mente Universal o como gustemos, pero la fe en ese algo mayor es fuente de paz.

También en soyespiritual.com:   ¿Una epidemia mundial? La cantidad de mujeres inteligentes y atractivas que siguen solteras

La práctica del silencio a través de la meditación nos conduce al encuentro con la paz. Se presentan muchos conflictos cuando no vivimos con la suficiente profundidad y permanecemos en la superficie agitada de la vida. La vida es como el mar, agitada en la superficie pero calmada en lo profundo. En lo profundo de nuestro ser hay una fuente de paz, solo tienes que conectarte con ella.

La Ley universal nos enseña que somos una partícula, una chispa de luz viviente en la que la totalidad del Universo se refleja. Vivir en armonía con esa totalidad es fuente de paz. Todo aquél que trasciende su ego encuentra el camino hacia la paz. Para un ser que ha alcanzado la paz, todos los lugares de este mundo resultan tranquilos.
Desde la Luz de mi Ser bendigo la Luz en el ser de cada uno de ustedes.

Hasta la próxima semana
Leonardo Díaz
Astrólogo Metafísico
Les invito a visitar:
https://www.facebook.com/esperolomejor/

Cerrar menú
1
Hola 💖
¿Te gustaría recibir mis mensajes en Whatsapp?
Powered by

Comparte con un amigo