Cuando finalmente dos destinos se unen, se preparan para responder a dicha experiencia afectiva – Soy Espiritual