juntos

Creando Tu Relación Deseada
Por Julia Griffin
21 de diciembre, 2009
http://onetrueself. com/blog/

Traducido por Maribel González – marigo28@gmail. com

La metafísica enseña que las relaciones existen para que podamos aprender el amor hacia nosotros mismos, la comunicación, nuevas habilidades y los límites. Las relaciones amorosas existen para profundizar nuestra capacidad de amarnos a nosotros mismos y a otros. Aprendiendo a satisfacer nuestras propias necesidades, experimentamos más felicidad y gozo.
Los estudiantes con frecuencia piden métodos para crear una relación o para trabajar con una relación difícil. El primer paso es darse cuenta de que eres responsable de tu felicidad, no la otra persona. También es importante darse cuenta de que la otra persona usualmente refleja algunas de tus mejores cualidades y energía y el potencial de presionar los “botones” de tus patrones.

Aquí hay un ejercicio sencillo que funciona para crear una pareja y/o aumentar la armonía en una relación o matrimonio.

1)      Empieza por verte a ti mismo de 3-6 meses en el futuro. Hazlo un día hermoso en un lugar maravilloso. Añade el contorno de una persona que te ama. Llena el contorno con un color (el rosa claro es amor).
2)      Imagina que él/ella irradia las cualidades de amor que a ti te gustaría recibir. Siente el gozo de una relación maravillosa, sexualmente satisfactoria. Siente esta energía físicamente, emocionalmente, mentalmente y espiritualmente.
3)      ¿Qué te gustaría que esta persona hiciera por ti que aumentaría tu felicidad? Imagina que está sucediendo…todas las grandes y pequeñas cualidades y gestos. ¿Cómo te sentirías?
4)      Irradia tu amor hacia esta persona. Siente su amor irradiar hacia ti.

Practica este ejercicio varias veces al día. Asegúrate de no identificar la persona como tu cónyuge, amante o amante potencial. Simplemente mantén el pensamiento de que eres  digno y merecedor de un gran amor.
Cuando deseamos que otra persona satisfaga nuestras necesidades, él/ella se pueden abrumar por la presión, expectativa o nuestra propia necesidad. Es mucho mejor satisfacer nuestras propias necesidades por medio de la suave visualización. Cuando nos sentimos satisfechos, entonces atraemos la naturaleza de esta energía hacia nosotros.


Todo está bien en toda la creación, y por lo tanto, yo soy y tú eres también.  Maribel

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend