image

Hay un lugar de integridad dentro de ti, adonde reside el ser verdadero, ese lugar adonde no te engañas, el hogar de la verdad. Podría ser un lugar sangriento o con verdadera severidad y a menudo puede estar relacionado con el sufrimiento.

Pero el dolor se disolverá, las heridas sanarán y la paz florecerá nuevamente, una vez que elijas y te comprometas a encontrar la fuente de gozo de tu vida, dentro de ti. Entonces, la negatividad se transmuta en el altar de tu honestidad y tu vida florece con dicha, amor y abundancia.

Sígueme en Facebook

– John-Roger

Menú de cierre

Comparte con un amigo