ÁGUILA BLANCA – RECUERDEN QUE TODOS SOMOS UNO

ÁGUILA BLANCA – RECUERDEN QUE TODOS SOMOS UNO

Alexiis, 9 de julio, 2007.

 

           Buenas noches o buenos días amados Maestros, son las 2,30 de la madrugada. No sé, como tantas otras veces, es que si hay un llamado, hay un llamado leve, suave, que puede prestar a confusión. No sé, pero por las dudas lo hago, me conecto porque no quiero dejar la posibilidad por si alguien de ustedes me está llamando. Como siempre, quedo esperando con todo mi amor. . .

 

           Sí Águila Blanca, hace rato que tu nombre me viene dando vuelta en la mente, así que tengo que preguntar si eres tú el que me ha estado llamando. . .

 

           Sí Alexiis, tienes razón. Hace rato que no hemos estado charlando y es muy poco lo que he venido, enviando mensajes así a través tuyo. Cuando vos empezaste con las canalizaciones creí que ibas a disponer de mucho más tiempo para dedicarte a lo nuestro, pero veo que eres tan solicitada que cada vez más y más trabajo estás asumiendo. Por suerte ahora has encontrado ayuda para que te traduzcan viejos textos míos, pero sé que hoy te has puesto a mirar y sé que – digamos – que tenemos un nexo, que tenemos una comunicación que data de mucho tiempo atrás y por ello te atraen mis mensajes. Muy bien hecho.

 

           Claro, eso viene realmente de mucho tiempo atrás. Digamos, no te critico que de que no puedas estar haciendo más, porque sé que estás trabajando a pleno. Te estás dedicando lo más que puedes a las traducciones de Gaia, lo cual me parece muy bien, pero así de vez en cuando, yo sé que hoy, hoy te picó el bichito y hoy tenía que comunicarme contigo, también para que nuevamente trates de encontrar algo, aunque sea, para transmitir, de las cosas más nuevas que hay.

 

Yo sé que estamos pidiendo mucho, pero necesitamos todos que se nos recuerde, y no alcanza – digamos – no alcanza con tenerla solamente a Jonette que canaliza a nosotros, en este caso a Mark y a mí, pero estoy hablando de mí. Me gustaría de vez en cuando meter algún mensaje con respecto a los Americanos Nativos y es ahí donde evidentemente es lo mío.

 

Vos sabes perfectamente que en una de las vidas anteriores has sido lo que se llama, una americana nativa. Sé que te has visto y sé que ahí hemos estado juntos, yo todavía en mi cuerpo físico y hay muchas memorias de aquel entonces.

 

Pero este mensaje no es para rememorar las memorias comunes, sino que este mensaje es para recordarles a todos que, aunque no tengamos una actuación tan grande, estamos muy atentos y estamos trabajando mucho en nuestra forma, digo ahora nuestra forma, en lo que son los Americanos Nativos, que son todos los nativos, porque tenemos nuestra forma mucho más centrada en lo que es la Madre Tierra, y ahí es donde entras vos porque sé que te estás conectando mucho con toda esta información. Fíjate si por ahí encuentras algo más que incluir.

 

Desde ya quiero transmitir a todos ustedes, ya que se está hablando tanto del despertar, del despertar hacia Gaia, del despertar de todos los reinos, de los duendes, y no se olviden de nosotros, somos una parte importante que también está muy olvidada.

 

Yo sé que vos estuviste tratando y estás tratando de rememorar, sacar a luz otra vez cosas sobre Lemuria y todo eso. Todo esto está relacionado.

 

En resumidas cuentas lo que se necesita es el despertar, el despertar hacia la Unidad, el despertar a que no hay razas distintas, que seamos de color rojo, blanco, negro, no, negro no – digamos de piel oscura – yo sé que en el idioma el negro/oscuro no es algo deseable. Bueno entienden perfectamente a lo que yo me estoy refiriendo. Seamos oriundos de África, de India, de China, de Japón, de América, de las tres Américas, todos, todos los Europeos, cuyos orígenes fueron Vikingos y mucho más allá, todos, todos somos Uno. Todos provenimos de la misma Fuente y es eso lo que hay que reconstituir, es eso lo que hay que conseguir, que cada ser humanos vea en el otro al hermano.

 

Que no haya más separación, que se llegue al momento en el que se eliminen las fronteras, que se eliminen los distintos idiomas, que todos sean capaces de comprender a todos. Esa es nuestra misión y eso es lo que yo hoy he venido a recalcar.

 

Los envuelvo a ustedes todos con un inmenso manto de amor. Desde los orígenes de los Americanos Nativos, yo soy ÁGUILA BLANCA.

También en soyespiritual.com:   El mayor cambio de energía en el planeta está ocurriendo ahora mismo Prepárate para la misión más grande de tu vida
Cerrar menú

Comparte con un amigo