LA PALABRA DIARIA
Jueves
15 de septiembre del 2011

Puertas abiertas

Mi mente y mi corazón están abiertos a posibilidades ilimitadas.

Una puerta abierta es una invitación hacia lo desconocido. Cuando voy de tiendas, una puerta abierta me invita a entrar y ver lo que tienen. No sé lo que me aguarda hasta que entro. La vida presenta muchas puertas abiertas, así que me mantengo alerta a las posibilidades.

Una conversación informal puede abrir el camino hacia un nuevo trabajo. Leer una revista puede darme una idea para un nuevo pasatiempos o un viaje de vacaciones. Al explorar las posibilidades, encuentro que muchas puertas se abren al bien. Aprecio cada oportunidad de crecer en lo espiritual, intelectual y emocional. Sé que el bien me aguarda y anhelo descubrirlo. Espero encontrar puertas abiertas adondequiera que vaya.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.—Lucas 11:9

La palabra diaria © por Unity® 2011
Extraído de la WEB:
http://www.unity.unityenlinea.org/publicaciones/laPalabra/readLaPalabra.html

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   La vida divina está presente en cada célula de mi cuerpo
Menú de cierre

Send this to a friend