Bendigo a otros y me bendigo a mí mismo

LA PALABRA DIARIA
Lunes
5 de septiembre del 2011

Bendición

Gracias a mi trabajo, bendigo a otros y me bendigo a mí mismo.

Por medio de mi trabajo, la actividad creativa y el logro, soy un canal a través del cual la energía del Infinito encuentra expresión. Bien sea que trabaje en una oficina, fábrica, tienda, en casa o en otro lugar, el espíritu de Dios obra por medio de mí. Con cada tarea, doy salida a la habilidad creativa del Espíritu morador.

Si mis actividades se vuelven difíciles, respiro profundamente y hago una pausa para orar. Recuerdo que no soy yo, sino Dios, quien hace la obra por medio de mí. Luego regreso a la actividad “como nuevo”. Todo lo que hago, lo veo como una bendición. Gracias al espíritu divino, mi trabajo me vincula con la vida y con los demás, revelando mi naturaleza divina.

Todo lo que te venga a mano para hacer, hazlo según tus fuerzas.—Eclesiastés 9:10

Sígueme en Facebook

 «•°..Manifiesto Paz y Armonía en el Planeta.  Yo Soy el Que Yo Soy ..°•»

La palabra diaria © por Unity® 2011

Extraído de la WEB:
http://www.unity.unityenlinea.org/publicaciones/laPalabra/readLaPalabra.html

Menú de cierre

Comparte con un amigo