poseer

En este nivel, no se agarra. No puedes poseer y no puedes quedarte con nada.

Si tratas de poseer, pierdes. No puedes ni siquiera poseer tu propio cuerpo. Pero si te amas a ti mismo, si amas al Alma dentro de ti, tienes acceso a todas las cosas.

Nos cerramos a Dios cuando vamos al mundo profesando la grandeza de Dios allá afuera. Y hemos olvidado que Dios está adentro de nosotros, en la grandeza.

Si alguna vez te hirieron y perdonaste a esa persona y si dentro de ti, le permitiste a esa persona la oportunidad de herirte nuevamente, entonces la habías perdonado de verdad. Te internaste en el perdón real, verdadero, porque le diste la oportunidad de regresar a ti, otra vez. Eso es el perdón. Pero si recuerdas quién es esa persona y lo que dijo y lo que hizo y el momento en el que lo hizo y dices que la perdonaste, no es cierto.

No hemos perdonado en verdad, cuando todavía sentimos el recuerdo de la herida.

– John-Roger

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend