Según el estudio psicológico del árbol familiar  heredamos una herencia transgeneracional, que de acuerdo con las circunstancias podemos o no manifestar en nuestra vida.

La relación que nuestros antepasados tuvieron con el dinero también llega a nosotros como información pudiendo afectar nuestras propias posibilidades económicas.

Culturalmente el dinero cuenta con muchos apellidos: difícil, ausente, sucio, malo culpable, secreto, mal obtenido, robado, etcétera. En efecto, ha recorrido el tiempo adquiriendo una serie de características sociales, culturales, religiosas, políticas, etc. Algunas positivas, mientras que otras bastante venenosas.

Pero qué es importante distinguir que cada vez que lo empleamos se activa la experiencia de nuestra familia con él. Si la experiencia no fue positiva para ellos esto puede provocar una dificultad para generar tus ingresos. Así por ejemplo, en el caso de una familia que tuvo que vivir pérdidas materiales provocadas por un ludópata o un adicto, si no fue reparada o sanada en sus momento, existen muchas posibilidades de que uno o más integrantes de las nuevas generaciones no se expliquen por qué les resulta difícil producir dinero o, de lograr obtenerlo, sientan que le les va de las manos sin darse cuenta, pese a todos los cuidados o esfuerzos por obtenerlo.

harrivicknarajah0 / Pixabay

El dinero actúa como un espejo que muestra nuestros aspectos luminosos y oscuros. Lo conseguimos, lo malgastamos, lo extraviamos, no lo compartimos, lo guardamos, manipulamos a personas con él, le tememos, lo idolatramos. Todo lo que nos ocurra con el dinero habla de nosotros. Como concepto está íntimamente ligado al valor que le damos a las cosas, por lo cual si no nos valoramos difícilmente vamos a conseguir una entrada económica satisfactoria.

Trabajar con el símbolo del dinero para limpiarlo en nosotros supone conocer nuestra historia familiar, entre otras cosas y todo eso conduce a un proceso que puede tomar tiempo y perseverancia. Este mes compartiré con ustedes un ejercicio que puede servir como punto de partida e impulsar tus potenciales sanadores.

Ejercicio de transformación.

Cierra los ojos e imagina que cuentas con todo el dinero del mundo. Imagina que todas tus necesidades se encuentran a partir de ahora cubiertas de por vida. Mientras más gastas dinero más dinero ingresa a tu cuenta. Ahora, luego de sostener esa idea en ti pregúntate: ¿Qué sensación tengo? ¿Logro experimentar una gran satisfacción y tranquilidad o más bien me produce estés o miedo? ¿Cómo describirías tu estado en una palabra?.

Si conseguiste esa palabra la vas a escribir con lápiz mina en todos los billetes tuyos que puedas reunir. Luego dirás en voz alta:

Aquí y Ahora, mediante este acto sagrado,
borraré de este bendito medio de intercambio el conflicto que en él habita
y que dificulta mis posibilidades para producirlo.
Que así sea.
(Hecho está).

A continuación borrarás con una goma para lápiz la palabra que escribiste en cada billete hasta quitarla de cada uno de ellos. Después los lavarás con un jabón de miel de abejas, un cepillo suave y agua, los dejarás secar, los plancharás y los perfumarás.

¡Te deseo toda la prosperidad del Universo!.

Álvaro Santi.
Tarólogo y Escritor/ @mundopsiquico
miradamaga.cl

Fuente: larutadelailuminacion.blogspot.com

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend