Realiza esta oración todos los días para atraer la suerte, prosperidad y abundancia que tanto necesitamos en estos turbulentos tiempos.

Oh Santo Niño de las Suertes, mi tierno y sagrado Infante,
tiende tus manitas misericordiosas hacia mi, pobre pecador,
perdóname mis faltas y dame pronto auxilio,
me entrego confiadamente a tu poder, sabiduría y piedad.

Bendito Niño que en tu persona reúnes y manifiestas
infinitos prodigios e incomparables maravillas,
y mediante tu sagrada Imagen nos das pruebas
de las sorprendentes gracias concedidas a los que te veneran,
hoy llego hasta ti pidiendo tus favores divinos
en esta mala situación económica en la que me encuentro.

Necesito fuerzas y aliento para seguir,
necesito esperanza en esta adversidad,
necesito un milagro para seguir adelante
pues no veo salida por mis propios medios
aunque pongo en ello todo mi afán, esfuerzo y empeño.

Te amo con todas mi alma, espero de ti todo,
Tu nunca abandonas en la adversidad,
por ello te suplico me ayudes con tu inmenso amor y bondad,
que la buena suerte y la prosperidad entren en mi negocio,
concédeme que las ventas se incrementen,
que los clientes acudan a comprar
y el dinero llegue con abundancia a mis manos
para no padecer necesidades y escasez,
concédeme estabilidad económica,
para que pueda hacer frente y saldar mis pesadas deudas
y pueda dar a mi familia una vida digna y dichosa.

Necesito y deseo salir de esta mala racha, de este infortunio
y que mejore mi situación financiera,
en tus manos pongo mis desesperanzas e intranquilidades,
intercede por mi negocio y dame auxilio urgente para:

(hacer ahora con muchísima fe la petición de suerte, prosperidad y abundancia)

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   Tiempo de crear

suerte, prosperidad y abundancia

Mi hermoso Niño de las Suertes,
se propicio conmigo y muéstrame el camino a seguir,
concédeme lo que con esperanza solicito
y disipa toda necesidad y carencia de mi negocio,
yo me he esforzado mucho para poder levantarlo
y no quiero que se hunda y quiebre,
seguiré trabajando con animosidad, afán y entrega
y dando a mis clientes solicita atención,
pero haz que mis ilusiones no se desvanezcan
y pueda salir airoso de esta mala situación.

Dame seguridad y protección, Santo Niño amado,
aleja toda envidia y mal de mi negocio,
aleja la enfermedad, las malas acciones, la mala gente,
y todo lo que pueda ser impedimento para prosperar
dame tu poderosa ayuda para seguir adelante
y llena de bendiciones a los que de él dependemos.

Santo Niño, mi dulce y milagroso dueño,
quédate a mi lado en todo momento y circunstancia,
lléname de paz y camina junto a mi día a día
para que no me desvíe de las sendas rectas y seguras
que llegan hasta Ti y a la patria Celestial.

Así sea.

Rezar el Credo, Padrenuestro y Gloria.
Hacer la oración y los rezos en el negocio tres días seguidos.

vía mhoninoticias.com

Te deseo toda la suerte, prosperidad y abundancia. Comparte si deseas suerte, prosperidad y abundancia.

Menú de cierre

Send this to a friend