Se dice en los Evangelios: «Pedid y se os dará. Buscad y encontraréis. Llamad y se os abrirá.» Pero tenemos que haber creado las condiciones para ser escuchados. No nos darán, no encontraremos y no nos abrirán, si no hemos trabajado previamente. La mejor forma de pedir, de buscar y de llamar, es
empezar por trabajar.

Y hasta puedo añadir que, si ponemos el trabajo espiritual en primer lugar, llegará un día en que ya no tendremos necesidad de pedir, de buscar o de llamar. El Cielo, que vela por nosotros, y que sabe lo que nos falta, nos lo dará, aunque no reclamemos nada. Ya no tendremos necesidad de buscar porque, al trabajar para purificar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestros actos, descubriremos la verdad. Finalmente, tampoco
tendremos necesidad de llamar: puesto que queremos vivir la vida de Cristo, las puertas se abrirán ante nosotros y seremos libres. Sí, estos son los nuevos Evangelios.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

pescar

Lea:   Cómo manifestar todo lo que quieras en el plano material
Menú de cierre

Send this to a friend