No te falta dinero, te falta mentalidad

Suiza es un país pobre, mas enriquecido. No genera Cacao, mas vende los mejores chocolates del planeta. el país nipón es otro ejemplo: no tiene yacimientos mineros… lo único que le sobra es agua salada; no obstante, es un país que medró.

La pobreza no es tema de recursos, sino más bien de mentalidad.

No existe pobreza, sino más bien ignorancia.

No existe pobreza, sino más bien ociosidad… vagancia hecha rutina, hecha cultura.

Como me afirma un amigo, hoy día para bastante gente es normal reposar de día y dormir a la noche.

Lo cierto es que en muchos lugares no hay pobreza, hay conformismo.

Las personas no avanzan cuando adquieren más licor que libros.

No avanzan cuando piensan que adquirir productos cosméticos es más esencial que invertir en su educación.

Una familia cae en pobreza cuando la cultura de consumo, pesa más que la cultura de prosperidad.

Hoy en día el patrimonio de muchas familias son las deudas…
Cuando en una casa hay costosos instrumentos, mas no educación financiera…
Cuando la mayor parte de compras se hacen con dinero que no se tiene, brota la pobreza.

No te falta dinero

En pleno siglo veintiuno, siglo de la libertad, la gente hace sacrificios para vender su horario de trabajo, en vez de hacer sacrificios para trabajar por su cuenta.

Hay aún varios encantados en venderse mano de obra o bien en arrendar su cerebro por un salario… eso es pobreza.

Toda vez que vende su tiempo, toda vez que vende su creatividad… vende la posibilidad de un futuro de riqueza.

También en soyespiritual.com:   ¿Quieres que la abundancia fluya en tu vida? Deshazte de estas 10 cosas

Como todo, para el dinero se nace y se hace. Acá tiene una diferencia que puede depauperar o bien enriquecer: Mientras que los empleados se preparan para solicitar un aumento salarial, los ricos nos preparamos para multiplicar nuestras utilidades. ¿Usted a fin de que se prepara?

Vea riqueza y recoja riqueza. El modo perfecto de hacerlo es haciendo negocios… haga negocios y negocios a lo grande, mas ya antes prepárese en grande… Vaya por su libertad.

Cerrar menú

Comparte con un amigo