¿Ves Coincidencias o Sincronicidad? – Ley de Atraccion

Cuando aprendi de sincronicidad empece a reconocer eventos personales que aunque fueron increibles, me fue facil olvidarlos ignorando su trascendencia.

Te cuento una historia bien clara que me paso, a modo de ejemplo. Mantuve una relacion a larga distancia por varios años con la mujer que lleno mi vida de alegria y pasion, para poder estudiar mi carrera en Estados Unidos y en Gales, mientras ella estudiaba la suya en Buenos Aires. Nos veiamos cada 4 meses. Fisicamente, compartiamos solo las vacaciones de verano e invierno, pero hablabamos y nos escribiamos casi todos los dias, de mañana y de noche, sufriendo y disfrutando juntos nuestra eleccion apasionada de cuidarnos y sernos fieles aun a la distancia, con el sueño de unirnos en el futuro.

Tan conectados estabamos que sabiamos lo que el otro pensaba y sentia del otro lado del planeta. Como quien dice.. eramos uno.. de una manera inexplicable.

Llego un fin de semana en el que no nos hablamos por 3 dias, yo en el Gales, ella en Buenos Aires. Recuerdo contarle en persona a un amigo portugues, un sabado a las 11 de la noche, como una noche de vacaciones del verano anterior (10 meses antes) en Uruguay habiamos jugado a atraer murcielagos, haciendo circulos a muy alta velocidad con el tronco finito de un arbol, generando un ruido particular que supuestamente atraia murcielagos. Mi novia estaba ahi conmigo y un par de amigos. Ese experimento tomo a lo sumo 60 segundos, ningun murcielado aparecio, nos reimos, y nos fuimos a hacer algo mas interesante.

Lo impresionante es que el Lunes despues de que le conte esto a mi amigo portugues, mi novia me conto con lujo de detalle como la paso en su casa de fin de semana con la familia y que se mataron de la risa porque les mostro como habiamos intentando atraer murcielagos el verano anterior. Nunca, ni una sola vez, ninguno de los dos habiamos hablado de esa historia a alguien… hasta ese momento. Entonces, medio horrorizado, yo le pregunte… “mi amor.. no te puedo creer lo que me decis… a que hora paso eso exactamente..???” Y su respuesta fue “a eso de las 6 de la tarde”….

La diferencia horaria entre Buenos Aires Y Gales en ese momento del año es de 5 horas. Habiamos tenido el mismo pensamiento espontaneo en el mismo tiempo, sin comunicarnos por ningun medio fisico ni ser influenciados por los mismos sucesos.

Mi punto es que yo si vivi y sigo viviendo coincidencias sin causa, con demasiado significado como para ignorar su existencia. Como seres inteligentes que somos, cientificos o no, no tiene sentido elegir no observar un fenomeno cotidiano como este, simplemente porque la ciencia actual no sea capaz de explicarlo.

Despues de leer sobre esta teoria de sincronicidad y reflexionar sobre coincidencias improbables e inexplicables, creo que es muy logico que haya una comunicacion no fisica entre seres y cosas intimamente conectados.

Segun la Ley de Atraccion y el Principio de Sincronicidad, cuando deseamos algo con suficiente claridad y perseverancia, podemos conectarnos y comunicarnos con nuestros deseos, creandolos antes de que existan materializados.

Mi tio Phil, con quien estoy estudiando libros relacionados, ya esta hablando sobre la relacion entre la Ley de Atraccion y el Principio de la Sincronicidad. Si queres aprender mas sobre la Ley de Atraccion, te sugiero dejes tu email en su Newsletter, y compres su curso.

Ahora que sabes sobre sincronicidad, ¿tenes alguna “coincidencia” personal para compartir?

Saludos y abrazos! Gaston Ortega.


Extraído de: http://sanjulianlucas.blogspot.com/

Menú de cierre

Send this to a friend