Los Pensamientos se convierten en Cosas

Los pensamientos se convierten en cosas
Por Mike Dooley

No hay duda acerca de ello, estamos viviendo una época extraordinaria. En este preciso momento, una estación espacial internacional está siendo ensamblada 240 millas sobre nosotros, los científicos están extrayendo secretos de la vida gracias al estudio de los filamentos del ADN, e internet – sólo hace unos pocos años la mayoría de nosotros no había oído hablar de internet— hoy en día está enriqueciendo nuestras vidas, bien sea directamente o indirectamente.

Así pues, ¿no te impacta el hecho de que hace apenas 500 años, la mayoría del mundo creyera que la tierra era plana?, y lo que es más asombroso aún, es que sólo hace 100 cortos años la gente decía: “Si Dios quisiese que voláramos, nos habría dado alas”.

Ahora, puede que tú lo sepas o que no lo sepas, pero la raza humana ha caminado sobre la tierra durante al menos un millón de años, así que, ¿por qué nos ha costado tanto tiempo evolucionar, para descubrir estos simples principios básicos? Principios que nos han rodeado durante todo el tiempo, que si hubiesen sido descubiertos, hubieran podido mejorar profundamente nuestras vidas, quizás desde hace cientos y cientos de años.

¿POR QUÉ? ¿Por qué nos ha llevado tanto tiempo?

Porque generalmente las personas no pensaban… y específicamente, no pensaban por sí mismos, prefiriendo existir como manada, como criaturas… una siguiendo a la otra como lemmings, saltando desde un acantilado.

Pero de nuevo, ¿Por qué…? ¿Qué puede ser más sencillo que pensar?. Y ¿No estaría cada gran paso adelante, descubrimiento, o revelación personal justo un pensamiento más adelante?. De hecho, el próximo invento que sacuda el curso de nuestra civilización no se encuentra en el futuro, no depende de un billón de dólares, no depende de una persona o corporación…. está simplemente al alcance de un pensamiento. Un pensamiento más adelante de los pensamientos que tú tienes en este preciso momento.

Ahora surge la pregunta que nos avergonzaría… “¿Acerca de qué se reirán de nosotros las personas que habiten la tierra dentro de cien años o quinientos años?

Desafortunadamente, yo creo que tendrán mucho de que reír.

No obstante, afortunadamente, estoy muy convencido de conocer al menos una de esas cosas… Yo creo que se reirán de que hoy, a medida que nos embarcamos en el año 2002, la mayoría de nosotros no seamos capaces de pensar por nosotros mismos, lo que significa, que ahora mismo, bajo nuestras propias narices, hay docenas, probablemente miles de principios que han estado a nuestro alrededor desde el principio de los tiempos. Principios que si fueran descubiertos, comprendidos y usados, podrían mejorar radical y maravillosamente nuestras vidas, más allá de nuestra comprensión.

Así que ¿Qué crees que nos estamos perdiendo? ¿Qué verdad salta a la vista todos los días y que aún no podemos ver? […]

Creo que conozco al menos una de ellas… y pienso que tú también la conoces.

¿Has oído alguna vez decir a alguien, “Ten cuidado con lo que deseas, porque podrías conseguirlo?” Creo que sí. Creo que todos lo hemos oído alguna vez. ¿Y sabes qué más…? ¿Cuál es la razón por la que esto podría ocurrir?

También habrás oído hablar de los poderes del pensamiento positivo, ¿no lo has oído?. Pero ¿te has parado alguna vez a preguntarte que es lo que da poder al pensamiento positivo? Algo será.

También has oído hablar del arte de la visualización, incluso lo habrás intentado, y probablemente tengas alguna buena historia que contarnos sobre su éxito…, pero ¿te has parado alguna vez a pensar cómo, o por qué funciona?

¿No dicen estas tres últimas frases prácticamente la misma cosa? Y ¿por qué será que la gente en cualquier lugar cree en esas cosas, incluso sin plantearse cómo, o por qué funcionan?

Algo pasa aquí. Algo grande. REALMENTE GRANDE. Y yo creo que es un principio que puede resumirse en tres palabras. Tres cortas palabras, tres palabras que cambian la vida, tres palabras que nunca podemos olvidar: “THOUGHTS BECOME THINGS” (en español; “Los pensamientos se convierten en cosas”.

Eso es. “Los pensamientos se convierten en cosas”. Este es el principio que subyace bajo esos hechos, esto es lo que convierte un deseo en realidad, esto es lo que da poder al Pensamiento Positivo, y el por qué las Visualizaciones se manifiestan.

“¡ Los pensamientos se convierten en cosas ¡”, ésta es la razón por la que los sueños, y las pesadillas, se hacen verdad, porque los pensamientos que tú piensas llegan a ser las cosas de tu vida. No sólo algunas veces, sino todo el tiempo, y no sólo tus pensamientos positivos, sino que los otros también.

Así que ésta es una Ley Inmutable, tan rígida y predecible como la Ley de la Gravedad. NO SE PUEDE CAMBIAR

Pero no dejes que esto te asuste, porque esto no es una mala noticia. Es una noticia MARAVILLOSA, porque se trata de TUS pensamientos, y cada minuto de cada día, tú decides elegir justamente lo que pensarás. Y con esta Ley puedes virtualmente atraer cualquier cosa que puedas imaginar a tu vida, y esto no está limitado solamente a las cosas materiales.

Incluso puedes imaginar más amor, más alegría y más risas. Así pues, de hecho los pensamientos tienen propiedades, de igual manera que las propiedades que corresponden a cualquier elemento material. Propiedades que de momento escapan a nuestros científicos, nuestros ingenieros, incluso a la mayoría de los filósofos, pero NO HAY NADIE que pueda negar que existen…. ¿de acuerdo?.

Todo el mundo tiene pensamientos, ¿correcto? […] Desde una observación simple, ¿no tienen sentido decir que si algo existe [y los pensamientos existen] debe tener propiedades?. Y los pensamientos las tienen.

Yo me imaginaría que los pensamientos, como elementos materiales, tienen incontables propiedades, pero por ahora me centraré en la propiedad de que LOS PENSAMIENTOS SE CONVIERTEN EN COSAS. Ahora, una vez que tenemos un pensamiento, es como si fuera instantáneamente dotado con un poder y una fuerza suyos, y como si le fuera dada una simple, solitaria, misión: reaparecer en tu vida dentro del marco del tiempo y del espacio.

Si tienes pensamientos de cosas materiales, tus pensamientos se esforzarán por convertirse en esas cosas materiales; si tienes pensamientos de eventos o circunstancias, tus pensamientos se esforzarán por mover los elementos y condiciones que rodean tu vida a fin de producir esos eventos o circunstancias. Y si tienes pensamientos de amor, u odio, u otras emociones, nuevamente, tus pensamientos cambiarán las condiciones de tu vida de forma que tú puedas experimentar esos pensamientos emocionales.

Ahora, aquí están algunos de los atributos de este principio que tú deberías conocer. No importa lo que sean tus pensamientos, o si te sirven o no, o si son buenos o no, o si son justos o no. Los pensamientos SON como la gravedad, no juzgan, simplemente hacen su trabajo: convertirse en cosas.

También, cuando nos referimos a otras personas, que tienen sus propios pensamientos que se convierten en cosas, no puedes manipularlos con tus pensamientos, ni ellos pueden manipularte a ti – así que cuado tengas pensamientos acerca de otros, intenta esto… échalos del cuadro, y en su lugar, visualiza las emociones, o consecuencias, o lo que sea que tú quieras.

Por ejemplo, si quieres atraer una vieja “llama” de nuevo a tu vida, no pienses en esa persona, simplemente imagina el amor que quieres sentir y compartir. Deja que tus pensamientos te atraigan lo que realmente quieres; en este caso, amor, y no una persona específica. […]

© Mike Dooley, web – http://www.tut.com/


Hola ¡!!

Les envío la traducción de un pequeño texto que ha llegado a mis manos. Espero haberme ceñido fielmente al sentido que su autor quiso expresar.
El texto es original de Mike Dooley, cuya página web es: www.tut.com/


(¡¡Se los recomiendo!!)

Compartido por Victor
Bendiciones hermane por tus aportes.

Cerrar menú

Comparte con un amigo