No te corresponde hacer felices a los demás; te corresponde mantenerte en equilibrio. Cuando prestas atención a como te sientes y practicas pensamientos que te dan poder que te alinean con quien-realmente-eres, darás un ejemplo de prosperidad que será de gran valor para aquellos que tengan el beneficio de observarte.

No puedes volverte lo suficientemente pobre para ayudar a que los pobres prosperen o lo suficientemente enfermo para ayudar a los enfermos a recuperarse. Solo puedes motivar desde tu posición de fuerza, claridad y alineación.

Extraído del libro “El dinero y la ley de atracción: Aprendiendo a atraer salud, riqueza y felicidad”
(C) Abraham-Hicks Publications
http://www.abraham-hicks.com
Traductor: Fernando C.   nfcs.lda@gmail.com

Son amados  –  Todo está bien

Sígueme en Facebook

“La base de tu vida es la libertad absoluta, la meta es la alegría, y el resultado de esta perfecta combinación es movimiento hacia adelante o crecimiento.”  (Abraham)

Namasté. Bendiciones y mucho cariño para todos.

Menú de cierre

Comparte con un amigo