Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL VÓRTICE ~ Esther Hicks y Jerry Hicks

EL VÓRTICE ~ Esther Hicks y Jerry Hicks 1
EL VÓRTICE
Esther Hicks y Jerry Hicks

Nuevo libro sobre las canalizaciones de ABRAHAM

¿Existe una persona perfecta para mí? ¿Por qué aún no he encontrado pareja? ¿Qué hacer si me siento incómodo en el lugar de trabajo? ¿Cómo disfrutar de una sexualidad satisfactoria? Por primera vez, Esther y Jerry Hicks, autores de la serie de extraordinaria difusión “La ley de la atracción” dedican un libro a uno de los temas que más afectan a tu felicidad: las relaciones.

Todas las personas con las que interactúas a lo largo de la vida, desde aquellas que amas o llamas amigos hasta las que consideras extraños o enemigos acuden en respuesta a una demanda vibracional: aunque no lo sepas, siempre estás eligiendo los vínculos que estableces. Por eso, antes de implicarte con los demás, lo más importante es sanar tu relación primordial: aquella que te une a la fuente eterna, no física, que constituye tu yo real. Para ello, cuentas con un sistema de orientación infalible: las emociones.

Muchas personas creen que encontrar pareja les ayudará a sentirse mejor. Sin embargo, cuando no te valoras, cuando tu percepción de ti mismo es negativa, la ley de la atracción sólo te brinda aquello que sintoniza con tu propio malestar. Partiendo de esta premisa, El vórtice pone a tu alcance los recursos que necesitas para descubrir tu propia perfección, para que tu yo físico vibre en sintonía con “aquel que eres en realidad”: para conocer el verdadero amor. Cuando los pongas en práctica, el universo desencadenará un poderoso vórtice de atracción que materializará tus mejores creaciones, satisfará tus anhelos, solucionará tus problemas. Conocerás el poder que fluye en ti y a través de ti, y encontrarás la armonía que buscas a todos los niveles, con todas las personas.

Los autores

Desde los años ochenta, Esther y Jerry Hicks transmiten las enseñanzas de una entidad espiritual colectiva conocida por el nombre de Abraham, seguidas por millones de buscadores y buscadoras de la verdad en todo el mundo. Los principios de la “ley universal de atracción” inspiraron la popular película El secreto, así como la posterior edición impresa. Igualmente, maestros y pensadores de todo el mundo han incorporado la filosofía de Abraham a sus libros, conferencias y talleres.

Ediciones Urano ha publicado varios de los libros más importantes de la serie, entre los que destacan Pide y se te dará, El increíble poder de las emociones y El dinero y la ley de la atracción.

Lee el primer capítulo del libro

Prólogo
por Jerry Hicks

Estás a punto de abordar el tema de las relaciones desde una perspectiva diferente, desde una que quizá nunca te habías planteado. Las enseñanzas de este libro van mucho más allá de los aspectos «chica que adora la seguridad conoce a chico que adora la libertad; se enamoran, se ponen a vivir juntos; trabajan para ganar dinero y comprar cosas; (en la mayoría de los casos) tienen hijos; siguen trabajando “a tiempo completo” y disfrutando “a tiempo parcial”; generalmente intentan educar a sus hijos para que se adapten a (encajen en) sus patrones socioculturales de palabras, conductas y creencias “políticamente correctas”… Si viven lo suficiente, se jubilarán de trabajar a tiempo completo —es de esperar que para disfrutar a tiempo completo— y luego se trasladarán a…»

Aunque las preguntas que aquí se exponen, con sus correspondientes respuestas, sin duda te guiarán hacia una comprensión más amplia y práctica de esas relaciones familiares típicas, nuestra intención es que tomes conciencia de la profundidad y magnitud de la vasta red de relaciones que influyen a diario en tu
Vórtice giratorio de Bienestar natural.

La esencia de las enseñanzas de Abraham (no el Abraham bíblico ni el presidente de Estados Unidos) es un concepto muy profundo: la libertad es la esencia de la vida; el resultado de la vida es la expansión, y el propósito de la vida es la felicidad.
Así, mientras aplicas las palabras de este libro en la vida que inteligentemente ya has experimentado, la fuerza de sus enseñanzas se manifestará en forma de mayor claridad mental e irás descubriendo conceptos que te permitan crear deliberadamente relaciones más adecuadas para ti. Simple y llanamente: en lo que respecta a cada una de tus relaciones actuales, o que te gustaría tener, las enseñanzas de Abraham te ofrecen la guía para permitirte conseguir más de lo que quieres y menos de lo que no quieres.

Éste es el tercer libro de la serie de la Ley de la Atracción. El primero, La ley de la atracción, se publicó en formato de libro en 2006 (edición española en 2007), y pronto se convirtió en nuestro segundo superventas de la lista* del New York Times. La ley de la atracción y el dinero, editado en 2008 (edición española en 2009), fue el segundo; y Spirituality, and the Law of Attraction, se publicará en 2011 y será el último de la serie.

El material que posteriormente se convertiría en nuestro primer libro de la serie se publicó por primera vez en 1988 (hace más de 20 años) como parte de dos álbumes editados en audio titulados Temas Especiales. Esas 20 cintas originales revelaban a los oyentes visiones prácticas sobre las relaciones entre la LeyUniversal de la Atracción y su situación económica, carrera, estado de salud, relaciones.. . Nuestros cientos de preguntas y las subsiguientes respuestas de Abraham se centraban en 20 temas prácticos sobre los cuales las personas podían aprender a propiciar su estado natural de Bienestar.

* Pide y se te dará, nuestro primer superventas en Amazon.com, se publicó en 2004 (2005 en España); al que siguieron los cuatro libros de Abraham-Hicks (todos ellos editados por Hay House, Inc., y por Ediciones Urano en España) que pronto llegaron a la lista de superventas del New York Times: Intentar es conseguir, 2005 (2006 en España); La ley de la atracción, 2006 (2007 en España); El increíble poder de las emociones, 2007 (2008 en España), y La ley de la atracción y el dinero (agosto 2008; 2009 en España), que fue el primer libro de Abraham-Hicks en ser el primero de la lista de superventas del New York Times.

En 2005, cuando dirigíamos uno de nuestros seminarios sobre la Ley de la Atracción en un crucero, conocimos a Rhonda Byrne, una productora de la televisión australiana. Nos propuso que le permitiéramos crear una serie para la televisión australiana basada en las Enseñanzas de Abraham®. Y tras firmar un contrato, Rhonda trajo a su equipo de producción a bordo de nuestro crucero por Alaska (2005), donde impartimos un seminario sobre la Ley de la Atracción, y filmó alrededor de 14 horas de material. El resultado fue que en 2006, el principio básico de nuestro álbum de 1988 —La ley de la Atracción— se utilizó como tema principal de la primera versión del documental y de su subsiguiente libro de éxito sin precedentes, El Secreto.

Ni Esther ni yo aparecemos en la edición revisada de El Secreto. Sólo se nos puede ver en la versión original, pero entre la distribución masiva de la versión original y la distribución estándar de la edición «expandida», El Secreto ha favorecido enormemente la transmisión de las enseñanzas de Abraham respecto a la Ley Universal de la Atracción. Estamos muy contentos de que Rhonda cumpliera su sueño de dar a conocer al mundo los conceptos básicos de Abraham sobre la Ley de la Atracción, pues con ello ha instaurado la creencia, y evocado la petición, en las mentes de millones de espectadores que ahora están convencidos de que tienen el poder de cambiar su vida para mejor… Por lo tanto, ahora piden. (Abraham nos enseñan que «pedir» es el primer paso en el proceso de la creación.) Como han pedido, se les ha concedido… El siguiente paso es aprender a permitirse recibir lo que se les ha dado.

Si ya te sentías bien cuando compraste este libro, al utilizar este material, gracias a tu intención deliberada, tu vida se convertirá en una espiral ascendente hacia aquello que te permitirá sentirte aún mejor. Sin embargo, si ahora te encuentras bastante mal —o incluso piensas que tu vida ya no puede ir peor—, aprenderás otras perspectivas que te ayudarán a permitir que tu vida empiece a mejorar… O puede que seas una de esas pocas personas que a raíz de algo que han leído aquí, sufren un cambio radical y pasan del sentimiento de impotencia a una sintonización dichosa y duradera con su estado natural de Bienestar. Una vez que alcances ese estado, te sentirás como un imán y atraerás todas las cosas —y relaciones— que son tu Homólogo Vibratorio.

Siempre he dicho que si recibo una idea práctica de un libro, conferencia o encuentro con alguien que puedo aplicar, bien vale la pena dedicarle mi tiempo y dinero, porque una perspectiva nueva puede cambiar el rumbo de mis pensamientos, y, por lo tanto, también de mi vida. Por ejemplo, un amigo mío que es pastor, Chet Castellaw, me dijo en 1970:

—Jerry, nunca conseguirás el tipo de éxito que dices que deseas.
—¿Por qué no? —le pregunté.
—Porque criticas a las personas que triunfan —me respondió.
—Bueno, eso es porque mienten, engañan y roban —repliqué.
—Puedes criticar sus mentiras, engaños y robos, pero estás criticando
su éxito en mentir, engañar y robar. ¡No puedes criticar un
gran éxito y conseguir un gran éxito! —respondió.

¡Exacto! Una idea, una perspectiva diferente, que hace treinta y ocho años empecé a aplicar en mi vida y que fue el preludio del tsunami de acontecimientos que la mayoría denominaríamos «coincidencias» y que me condujeron a recibir la esencia de todo lo que siempre había deseado ser, hacer o tener… Nuestra intención es que en este libro encuentres ideas que te inspiren nuevos patrones de pensamiento en tu interior para que atraigas la mayor cantidad de lo que quiera que desees ser, hacer o tener.

En este libro sobre las relaciones, Abraham* concentran la luz de su Perspectiva Expandida en revelar una extensa gama de premisas incorrectas (según las cuales vivimos la mayoría de las personas) respecto a nuestras diversas relaciones. A medida que te vayas encontrando con estos segmentos de premisas-falsas («falsas» en lo que respecta a las Leyes Naturales del Universo), si superpones la perspectiva de Abraham a tu experiencia personal (que sólo tú conoces) y ves la posibilidad de mejorar, tendrás la oportunidad de cambiar tu vida, de lo buena o mala que te parezca en estos momentos a cualquier otro estado o forma que percibas como una experiencia más placentera.

A continuación tienes un par de ejemplos de premisas incorrectas según las cuales me he regido durante muchos años.

Observa de qué modo esas «falsas» creencias me provocaron un tremendo descontento, y, más importante aún, observa cómo un simple cambio en mi perspectiva me condujo inmediatamente a un gran cambio positivo en mi forma de experimentar la vida.

Mi madre era una inconformista recalcitrante nata. Yo también nací rebelde. Durante más de treinta años intentó, a veces incluso violentamente, que me conformara con los planes que tenía para mí. Cada vez que hablaba con ella procuraba por todos los medios que me tratara como yo quería que lo hiciese.

Por otra parte, siempre me sentía avergonzado de ella en público (aunque también algo orgulloso) por su evidente falta de conformidad.

* Abraham se considera un grupo de conciencias, por lo tanto hacemos referencia
a él en plural.

¡Así que durante más de treinta años, cada vez que nos veíamos, discutíamos! Pero poco después de la muerte de mi padre, adopté una nueva premisa; me vino en forma de una idea completa: la premisa «incorrecta» según la cual nos habíamos estado comportando durante todos esos años era: «Si pongo suficiente empeño, conseguiré que un “inconformista nato” se conforme». (¿Y funcionó? ¡No!) De modo que adopté otra premisa nueva: «Puesto que no puedo controlar a mi Madre —ni ella puede controlarme a mí—, seguiré siendo la persona encantadora e incontrolable que soy; y dejaré que mi Madre sea mi incontrolable Madre… y puesto que las personas que no la conocen encuentran divertidas (en vez de detestables) sus idiosincrasias, esperaré con gusto esas diferencias y procuraré encontrarlas entretenidas. ..». ¡Y vivieron felices…!

Tras más de treinta años de encontronazos, restricciones y peleas… decidí cambiar de premisa (no le pedí a ella que lo hiciera); y durante los cuarenta años siguientes, ¡nunca más volvimos a tener una discusión! Si no me hubiera pasado a mí, probablemente no me lo creería, pero así fue.

Concluiré este prólogo con una experiencia más de «premisa» personal: la premisa sobre la «abundancia» de las personas con las que estuve relacionado en los primeros años de mi vida era que los pobres son los que pasarán por el ojo de la aguja. (O algo parecido, basada en una historia que nos enseñaron en la iglesia.)

Otra premisa que tenían esas personas era: «Los ricos se hacen ricos robando a los pobres (o quedándose con su dinero)». Por ejemplo, según esa premisa, si una persona rica se compraba un coche de lujo, le estaba quitando dinero o lujo a los pobres que tenían que usar coches baratos de segunda mano. Por eso, según esa falsa premisa, no podía sentirme cómodo empobreciendo potencialmente a otros si me compraba un coche de lujo.

Un día llegó hasta mí la idea de un Universo de abundancia ilimitada, otro de esos pensamientos sencillos que adopté y adapté, que cambió espectacularmente mi vida y la de quienes habían estado bajo la influencia de mi ejemplo. Mi nueva premisa fue: «Cuando compro una serie de vehículos de lujo, estoy creando trabajo y redistribuyendo el dinero con generosidad.

Es decir, cuando me compro un coche caro creo empleo —y redistribuyo dólares— para las miles de personas que han contribuido en su fabricación. Algunas ya son ricas, otras lo serán; algunas no tienen la menor intención de ser ricas nunca, y otras creen que ser ricas les evitará que pasen por el ojo de la aguja. Pero todas ellas tienen la opción de incrementar de alguna forma su grado de felicidad. Y todas —ricas o pobres— de algún modo han ganado con mi compra: el vendedor, el concesionario, el equipo de preparación, el distribuidor, el mayorista, el fabricante, el accionista, (quizás) el trabajador de la cadena de montaje, los inventores de los miles de piezas; los diseñadores del volante, de los tapacubos, del equipo de sonido…; los mineros de la mina de hierro; los fabricantes de vidrios y plásticos…; los fabricantes de pinturas y llantas; los conductores de los múltiples camiones de distribución, los fabricantes de los camiones». (¡Vaya! Mejor me paro antes de extenderme demasiado.)

Pero estoy seguro de que habrás captado lo que digo. Cuando acepté la premisa de que todos salen ganando, me permití abrir (casi) por completo las compuertas de mi bienestar económico. A raíz de esa decisión, empecé a comprar una gama de vehículos de lujo, siempre consciente de que potencialmente estaba transmitiendo bienestar a todas aquellas personas que estaban dispuestas a recibirlo.

Así, mientras escribo este prólogo, estoy sentado en mi mesa de despacho de la parte frontal de nuestro autobús de 2 millones de dólares [1.4 millones de euros] que utilizamos en nuestras giras, mientras Esther trabaja en la suya de la parte trasera, y de vez en cuando recuerdo que este vehículo no sólo nos ha aportado algún grado de felicidad a nosotros, sino a los miles de personas que han participado en su creación y han ganado algún dinero con él.

Te estoy dando estos ejemplos personales para que puedas sentir el poder que tiene a largo plazo la adopción de una buena idea, así como el valor dinámico del reconocimiento y resolución de una premisa incorrecta.

Este libro está sembrado de buenas ideas para que las traslades a tu propia experiencia. También identifica una serie de premisas incorrectas, que —si te has regido por alguna de ellas— puedes decidir resolver y sustituir por otras que te vayan mejor. Esther y yo estamos encantados de participar en esta aventura co-creativa contigo y Abraham, y deseamos que recibas pronto la dicha de disfrutar con los procesos y perspectivas que encierran estas enseñanzas.

Te queremos,
Jerry

(Nota del editor de la edición estadounidense: recordamos al lector que puesto que
no siempre hay palabras en inglés para expresar exactamente los pensamientos No-Físicos que recibe Esther, a veces utiliza nuevas combinaciones de palabras, al igual que puede dar un nuevo sentido a palabras conocidas, como, por ejemplo, poner mayúsculas o cursivas cuando normalmente no se utilizarían, a fin de expresar nuevas formas de ver la vida.)

Primera PARTE

Tu vórtice y la Ley de la Atracción

Aprender a atraer co-creadores felices

Aprender a atraer co-creadores felices

La vida es para que te sientas bien.

Antes de que nacieras sabías que el principal componente de tu experiencia física, el que supondría el mayor valor y dicha para tu expansión personal y colectiva, serían tus relaciones con los demás. Tu intención era disfrutar de la diversidad de tus relaciones, y elegir de ellas los detalles que forjarían tu creación. Y aquí estás.

Antes de nacer, cuando estabas tomando la decisión de concentrarte en esta realidad espacio-temporal de Primera Línea, tenías la poderosa intención de disfrutar de cada momento del proceso. Entonces, desde tu perspectiva No-Física, comprendías que eras un creador y que venías a un entorno con un enorme potencial para gozar de experiencias creativas alegres y placenteras. Sabías que eras un creador, y que la experiencia terrestre sería un trampolín perfecto para lanzar numerosas creaciones satisfactorias. Y aquí estás.

Antes de nacer en tu cuerpo físico, sabías que cuando estuvieras aquí estarías rodeado de otros seres, y que tus relaciones con ellos sería la principal fuente del contraste en tu vida. También entendías que estas relaciones dispares serían la base de tu expansión personal, así como la de tu enorme contribución a la expansión Eterna, y aceptaste de buen grado tu interacción con todos ellos. Y aquí estás.

En tus planes no entraban el esfuerzo y las penurias. No creías que venías a este planeta para salvar o arreglar el mundo, ni siquiera para evolucionar (en el sentido de que en ese momento te faltaba algo). Por el contrario, sabías que esta experiencia física sería el entorno que te proporcionarí a el contraste general a partir del cual tomarías decisiones cada vez mejores que favorecerían tu propia expansión, así como la expansión colectiva de Todo-Lo-Que- Es. Sabías que este mundo de contrastes te induciría a la expansión que literalmente sitúa lo Eterno en la Eternidad; tu aprecio por el contraste del entorno en el planeta Tierra era inmenso, pues entendías que el contraste es la esencia de la expansión, y que ésta sería gozosa. Y aquí estás.

Antes de nacer en tu cuerpo físico conocías el valor de la variedad y la diversidad, pues entendías que cada nueva preferencia, deseo o idea nacería del contraste. Y sabías que éste no sólo supone literalmente el fundamento de la expansión, sino también el fundamento de una experiencia gozosa. Y lo más importante, sabías que tu experiencia gozosa sería la razón última de cada una de las partes de las partes de las partes de esta Existencia. Sabías que todo existía por los gloriosos momentos que explotarían constantemente en tu conciencia a lo largo del sendero. Y aquí estás. Antes de nacer, entendías que el contraste era la variedad donde elegirías. Sabías que tu entorno sería como un bufé libre donde podrías escoger lo que quisieras, y que nada en él sería permanente debido a que tus nuevas y constantes elecciones harían que siempre estuviera cambiando. Y aquí estás.

Antes de nacer, sabías que todas tus elecciones serían el resultado de prestarle atención a algo. Sabías que estabas a punto de concentrar tu Conciencia en un cuerpo y en una realidad espacio-temporal físicos; y que escogerías en el colorido bufé de opciones que te rodearía gracias a tu atención, enfoque o pensamiento. Y aquí estás.
Antes de nacer, entendías que el entorno Tierra, al igual que todos los demás —físicos y No-Físicos— es un entorno vibratorio que se rige por la Ley de la Atracción (todo objeto atrae aquello que se asemeja a sí mismo); y sabías que tu atención a cualquier tema era tu invitación para tu participación personal en él. Y aquí estás.

Antes de nacer, al pensar en tu experiencia física sobre el planeta Tierra, no solicitaste nacer en un entorno de igualdad y acuerdo, donde ya se hubieran tenido en cuenta todas las variaciones y se hubieran tomado todas las decisiones sobre cómo se debía vivir la vida, pues eras un poderoso creador que venía con el propósito de tomar sus propias decisiones y crear su propia experiencia gozosa. Sabías que la diversidad sería tu mejor aliada, y que la conformidad, en cualquier nivel sería lo opuesto.

Te lanzaste entusiasmado para encontrar tu rumbo y empezar a explorar, desde tu poderoso, importante y personal punto de vista, tu variado entorno, del cual forjarías tus propias creaciones, y aquí estás.

Muchas personas expresan preocupación y frustración —y a veces, ira y resentimiento— por no recordar conscientemente estas decisiones prenatales, pero te comunicamos que llegaste a este cuerpo físico con algo más importante intacto: naciste con un Sistema de Guía personal para ayudarte a saber —en cada paso del camino— cuándo te alejas de tu comprensión prenatal de la vida y cuándo estás en ella.

Deseamos que seas consciente de tu propio Sistema de Guía para que puedas explorar esta nueva frontera de la creación sintonizando con la estabilidad de tu conocimiento No-Físico.

Queremos ayudarte a que vuelvas a conectar conscientemente con quien-eres-realment e y ayudarte a sustituir miles de falsas premisas —que has elegido erróneamente a lo largo de tu sendero físico— por premisas de la vida Universales basadas en la Ley.

Queremos ayudarte a resolver el misterio de las relaciones aparentemente imposibles; a ordenar los detalles de compartir el planeta con miles de millones de seres; a redescubrir la belleza de la diferencia; y lo más primordial, a volver a establecer la relación más importante de todas: tu relación con la Fuente Eterna No- Física que en realidad eres tú mismo, y aquí estamos.

La vida son nuestras relaciones

Nunca te encontrarás en un momento del tiempo en que las relaciones no formen parte activa de tu experiencia del presente, porque todo lo que percibes, observas o sabes se debe a tu relación con alguna otra cosa. Sin una experiencia comparativa no podrías percibir o concentrarte en ningún tipo de entendimiento interior. Por consiguiente, se puede decir con toda exactitud que sin relaciones no podrías existir.

Al leer este libro pretendemos que se despierte en ti una conciencia aún mayor de quién-eres, a medida que empiezas a explorar la variedad de relaciones que ya tienes. Deseamos que tu experiencia ensalce tu aprecio por tu planeta; tu cuerpo, tu familia, tus amigos, tus enemigos, tu gobierno, tus sistemas, tus alimentos, tus finanzas, tus animales, tu trabajo, tu ocio, tu propósito, tu Fuente, tu Alma, tu pasado, tu futuro, tu presente…

Deseamos que recuerdes que todas las relaciones son Eternas y que una vez que se han establecido, formarán parte de tu estructura Vibratoria por siempre jamás, y que en tu poderoso presente —donde todo aquello que eres ahora converge en todo lo que te estás convirtiendo— tienes el poder de crear.

Muchas veces, cuando observas una experiencia no deseada o desagradable, no crees que formas parte de ella, sino que eres un observador distante, disociado y desapegado, pero eso no es cierto.

Tu observación de una situación —por más alejado que creas estar de ella— te convierte en un socio co-creador de esa experiencia.

Con el paso del tiempo, gracias a vuestras interacciones, muchos habéis llegado a las preferencias colectivas sobre cómo se ha de vivir la vida; y aunque ni siquiera hayáis llegado a una aproximación de cuál es la forma apropiada de vivir, todavía seguís intentando convencer a los demás para que acepten vuestras preferencias
en el millar de temas que estáis experimentando.

Primero sintoniza, luego actúa

En todas las sociedades del vasto número de sociedades de vuestro planeta, habéis instaurado normas, tabúes, leyes —junto con una gran variedad de recompensas y castigos por conformarse o no conformarse—, pues todas ellas parecen determinadas a agrupar en montones separados lo deseado de lo indeseado. Y aunque os esforzáis mucho en este proceso de separación, los montones no dejan de cambiar, y nunca llegáis ni tan siquiera a acercaros a un consenso sobre lo deseado y lo indeseado, lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo.

Nuestro deseo es que, a raíz de leer este libro, nunca más vuelvas a necesitar el acuerdo (global, de la comunidad o incluso de una pareja) para encontrar tu confianza en ti mismo, tu rumbo y tu poder. Queremos que recuerdes que la necesidad de obtener la aprobación de los demás procede de la base de no comprender las Leyes del Universo y va en contra de quien-eres-realment e.

Deseamos que al entender tu Sistema de Guía personal, vuelvas a sintonizar con el poder que fluye hacia ti y a través de ti.

Cuando sintonices con el poder que fluye desde tu interior, lograrás (y sólo entonces) la armonía que buscas en todos los niveles y aspectos, y también con los demás.

La mayoría de las personas considerarían una locura cargar un camión grande y destartalado, con una mala suspensión y dirección, tan viejo que casi resultara imposible sacarlo a la carretera, con su más preciada carga. O cargar la cesta de la bicicleta de su hijo de 5 años que monta por primera vez, con una valiosa cristalería. O salir a la calle con un bolso con los ahorros de toda su vida y sus joyas favoritas y cruzar el lago helado sin saber a ciencia cierta si la capa de hielo aguantará su peso.

Es decir, siempre es sensato buscar primero una estabilidad fundamental antes de embarcarse en cualquier aventura, especialmente las que más te importan. Sin embargo, cuando las personas se relacionan entre ellas para tratar de temas importantes, normalmente se lanzan de cabeza a conversar, a tomar decisiones y a comportarse de cierta manera antes de haber alcanzado una buena estabilidad, y entonces suele costar bastante recobrarla.

Con frecuencia, cuando han perdido el equilibrio, tropiezan en la siguiente experiencia fuera de control, y en la siguiente, y en la siguiente. Con los ejemplos de este libro, deseamos que recuerdes el arte de sintonizar primero y actuar después. Sintoniza primero, luego conversa. Sintoniza primero, luego relaciónate. Sintoniza primero, luego todo lo demás.

A veces se dice: «Piensa antes de hablar». Sabio refrán, pero nosotros vamos a ampliarlo. Os vamos a sugerir: «Piensa, y luego evalúa el valor de ese pensamiento observando cómo te sientes; haz esto con bastante frecuencia para estar totalmente seguro de que has conectado; luego habla, luego actúa, luego relaciónate».

Alguien que se toma la molestia de comprender su relación con la Fuente, que intenta activamente sintonizar con la Perspectiva Expandida, que busca y encuentra deliberadamente la conexión con quien-es-realmente, es más carismático, atractivo, eficaz y poderoso que un grupo de millones de personas que no han logrado esa conexión.

Los maestros y sanadores que han hecho historia, a quienes veneras, comprendían el valor de esta sintonización personal. En este libro sobre las relaciones, te transmitimos: no hay relación más importante que la relación entre tú, en tu cuerpo físico, aquí y ahora, y el Alma/Fuente/ Dios del que procedes. Si antepones esa relación a todo lo demás, tendrás la estabilidad necesaria para abarcar otras relaciones. Tu relación con tu propio cuerpo; con el dinero; con tus padres, hijos, nietos, compañeros de trabajo, el Estado, el mundo… se sintonizarán pronto y sin problemas cuando hayas mimado esta relación fundamental.

¿Vivimos con premisas incorrectas?
Quizás has elegido este libro porque tienes algún problema con alguien en particular, y queremos que sepas que las respuestas que buscas están aquí. Si te has leído el índice de contenidos del principio, a lo mejor hasta puedes ir directamente al punto que más te interesa. Sabemos lo tentador que es dirigirte a esas páginas y encontrar la respuesta —y si lo hicieras encontrarías la solución y sería la correcta—, pero si en lugar de hacer eso, lees sistemáticamente todas las páginas en el orden en que se han escrito, cuando llegues a la parte que atañe a la relación que más te interesa solventar te prometemos que el alivio será mayor, la solución más fácil de comprender, y resolverás más rápido el tema que te preocupa.

Tanto si te lees este libro de un tirón o en varios días, se producirá una transformació n importante en tu interior: irás abandonando las premisas incorrectas que has ido recogiendo en tu caminar por el plano físico, una a una, y volverás a la comprensión que se encuentra en la esencia de lo que eres. Cuando suceda eso, no sólo empezarás a comprender cualquier relación presente y pasada,
sino que enseguida te darás cuenta de los beneficios de cada una de ellas.

Las premisas incorrectas o la inestabilidad que sufren la mayoría de las personas se debe siempre, sin excepción, a que les preocupa más lo que piensen de ellas los demás que lo que piensan de sí mismas. Así que con el tiempo, al relacionarse con muchas otras personas (que también quieren sentirse mejor y que han enseñado a quienes las rodean a comportarse de manera que las haga sentirse mejor temporalmente; es decir, «No te complazcas a ti, sino a mí», o «No te atrevas a ser egoísta y a buscar tu gratificación, sino la mía»), han perdido el contacto con su propia Guía y se han ido alejando más y más de quiénes-son-realment e.

Por eso, a medida que pasa el tiempo se sienten cada vez peor, y llegan a conclusiones erróneas, una tras otra, hasta que se pierden por completo. Parece lógico que el hecho de darte cuenta de esas falsas premisas aclare las cosas y vuelva a conducirte al sendero del Bienestar.

No obstante, cuando te encuentras en medio de una falsa premisa, concentrado en sus resultados, sueles estar tan inmerso en su Vibración —por consiguiente, atrayendo más de lo mismo— que no puedes ver su falsedad inherente. No te parece falsa cuando tu vida sigue desarrollándose de la forma que «creías» que iba a hacerlo.

A fin de descubrir o comprender la premisa falsa, antes has de alejarte lo suficiente y reconectar con quien-eres-realment e. Es decir, si tuvieras que relacionarte con una persona desagradable (desconectada) que siempre te estuviera diciendo que no eres inteligente, al principio discreparías de esa idea. La emoción negativa que sientes es porque las palabras «No eres inteligente» son contradictorias con el verdadero conocimiento de tu Fuente.

Pero si lo escucharas una y otra vez, hasta que tú mismo empezaras a repetir esa falsa premisa, tu propia activación de la Vibración contradictoria interferiría con tu convicción de que eres inteligente y empezarías a atraer pruebas de que no eres inteligente, haciendo verdadera la falsa premisa. Cada vez te resultaría más difícil decir que es una premisa «falsa» cuando la evidencia te está diciendo que es cierta. Con el tiempo llegarías a creértela.

Afortunadamente, siempre que sabes lo que no quieres, se genera en ti un deseo idéntico y proporcionado de lo que deseas, y se dispara un cohete de deseo hacia tu Realidad Vibratoria. Es decir, de una experiencia no deseada siempre nace el potencial para una experiencia mucho mejor; y con el tiempo (siempre que cese la resistencia) se producirá esa mejora.

Escribimos este libro para que pronto permitas ese avance, en lugar de que sea tarde, o lo más pronto posible en lugar de que sea Tu vórtice y la Ley de la en otra vida; pero en cualquier caso, las generaciones futuras se beneficiarán extraordinariamente del contraste que está viviendo tu generación actual. Queremos ayudarte a desvelar y a soltar esas creencias erróneas, incorrectas y entorpecedoras, para liberarte de la esclavitud de las falsas premisas. Queremos que recuerdes quién eres realmente y que permanezcas con esa visión clara, en ese lugar renovado de atraer en todos los aspectos de tu vida.

La mayoría de las personas que observan algo que no les gusta en otra persona creen que si la condición no deseada no fuera para observarse, no la estarían viendo.

La mayoría de las personas que observan algo que no les gusta en otra persona creen que el malestar que sienten se debe a ese desagradable espectáculo que les está ofreciendo el otro, y que si esa persona dejara de hacerlo, ellos (los observadores) se sentirían mejor.

La mayoría de las personas que observan algo que no les gusta en otra persona creen que si pudieran controlar la conducta del otro —a través de la influencia, persuasión, coacción, normas, leyes o amenazas de castigo—, y dominar la situación, se sentirían mejor.

La mayoría de las personas creen que controlar las situaciones y a los demás es la clave para sentirse mejor, pero esa creencia es la premisa más falsa de todas. La creencia de que si consiguieras que cambiaran todas las circunstancias para que cuando las observaras te sintieras bien, desafía las Leyes del Universo, así como la razón de estar aquí. Nunca tuviste la intención de controlar todo lo que te rodea. Tu intención era controlar el rumbo de tu pensamiento.

En este libro identificaremos una serie de premisas incorrectas que son la causa de tu confusión y distorsión de tu realidad física.

Nos gustaría que, a medida que te abres camino a través de estas páginas, te vayas liberando de las premisas falsas que contradicen tu conocimiento más Amplio, a fin de que puedas regresar a tu estado natural de permitir que fluya hacia ti el Bienestar.

FUENTE: http://edicionesurano.blogspot.com/2010/03/el-vortice-esther-hicks-jerry-hicks.html

Cerrar menú

Comparte con un amigo