EL SECRETO PARA EL DINERO – CAPÍTULO 5

5.   EL SECRETO PARA EL DINERO

 

El Secreto realmente trajo una transformación definitiva a mi vida, porque crecí en una familia en la que mi padre era muy negativo, pensaba que los ricos eran personas que estafaban a todo el mundo.

Pensaba que todo aquél que tenía dinero debió haber engañado a alguien.

Así que crecí con muchas creencias sobre el dinero

y si lo tenías, te hacía una mala persona,

que solamente los malvados tenían dinero,

y  que el dinero no crece en los árboles.

¡Ése sí que era grande!

 “¿Quién crees que soy, Rockefeller?”

Ésa era una de sus frases favoritas.

Por eso crecí creyendo realmente que la vida era difícil,

que era dura, que uno debía luchar.

Y solamente cuando conocí a W. Clement Stone,

fue cuando mi vida comenzó a cambiar realmente.

 

“TODO AQUELLO QUE PUEDE

CONCEBIR LA MENTE DE UN HOMBRE,

SE PUEDE LOGRAR.”

W. Clement Stone

 

Cuando estaba trabajando con Stone

me dijo: “Quiero que pongas una meta tan grande

que si la logras, te sorprenderá.

Y sabrás que has alcanzado esa meta,

solamente por lo que te he enseñado.”

 

Bueno, en ese tiempo

ganaba alrededor de ocho mil dólares al año

y por alguna razón, quería algo que pudiese medir realmente,

así que dije,

 “Quiero ganar cien mil dólares en un año.”

No tenía idea cómo podría lograr eso.

No veía ninguna estrategia, ninguna posibilidad,

así que sólo dije: “Voy a declarar eso,

voy a creer que es posible,

Voy a actuar como si fuera verdad,

y lo dejaré ir.”

Así que eso hice.

Una de las cosas que me enseñó fue que todos los días

cerrara los ojos y visualizara las metas

como si ya las hubiese alcanzado.

Y, de hecho, había preparado un billete de cien mil dólares

y lo había pegado en el techo,

para que fuese la primera cosa que viese al despertar.

Alzaba mis ojos y allí estaba

y me recordaba que esa era mi intención.

A continuación, cerraba mis ojos y visualizaba

que tenía los cien mil dólares

y el estilo de vida correspondiente.

Es interesante notar que

durante alrededor de treinta días no pasó nada,

no tuve alguna idea brillante,

nadie me ofreció más dinero.

Y de repente, mientras estaba en la ducha,

y llevaba unas cuatro semanas practicando,

cuando me llegó una idea de cien mil dólares.

Y llegó directamente a mi mente.

Tenía un libro que había escrito

y me dije, si puedo vender cuatrocientas mil copias de mi libro

a veinticinco centavos de dólar cada una

eso me dará cien mil dólares.

Bueno, el libro estaba ahí,

pero jamás había tenido ese pensamiento.

Y creo que uno de los secretos es:

 

CUANDO TE LLEGA UN PENSAMIENTO INSPIRADO

DEBES CONFIAR EN ÉL

Y DEBES ACTUAR DE ACUERDO CON ESO

 

En realidad no sabía cómo lograrlo,

No sabía cómo iba a vender cuatrocientas mil copias,

ya que nunca habíamos hecho eso.

Y entonces vi el “National Enquirer” en el supermercado.

Lo había visto millones de veces, porque estaba ahí en el fondo.

Pero de repente, saltó hacia mí en el primer plano.

Y pensé, “Caramba, si los lectores tuvieran noticias de mi libro, seguramente

cuatrocientas mil personas podrían ir a comprarlo.”

Y, alrededor de seis semanas después, di una charla en el Hunter College de Nueva York

para seiscientos maestros y esta dama se me acerca al final,

y me dice: “Fue una gran charla, me gustaría entrevistarlo.

Permítame darle mi tarjeta.”

Y le pregunté: “¿Para quién escribe?”

 “Soy periodista independiente,

pero vendo muchos trabajos al National Equirer.”

Imaginen, de repente llegó a mi mente

esa melodía de la Dimensión Desconocida

 “Dem-ner ner ner…..”

Era como, ¡Caramba! esto funciona realmente.

Así que se publicó el artículo,

y despegó la venta de nuestro libro.

Lo que deseo aclarar es que

estaba atrayendo a mi vida

los distintos eventos, incluyendo a esa persona.

Y para acortar la historia,

no gané cien mil dólares ese año.

Hicimos noventa y dos mil

trescientos veinte dólares.

Pero, acaso creen que estábamos deprimidos y diciendo,

 “Esto no funciona”

Claro que no, “¡Esto es sorprendente!”

Y así mi esposa me dijo

 “Bueno, si funciona con cien mil,

¿crees que podría funcionar con un millón?”

Y dije “No lo sé, creo que sí.  Tratemos.”

Y mi publicista verdaderamente giró un cheque.

Correspondía a los derechos de autor

de nuestro primer libro de “Sopa de Pollo para el Alma.”

De hecho, puso una carita feliz en la firma

porque era el primer cheque por un millón de dólares que escribía.

Y por eso, lo sé por experiencia propia,

porque quise ponerlo a prueba,

¿Funciona el Secreto realmente?

Y funcionó plenamente.

Y ahora cada día vivo mi vida basado en eso.

 

Bueno, puedo imaginar lo que las personas

que ven esto puedan estar pensando.

Y es: “¿Cómo puedo atraer más dinero a mi vida?

¿Cómo puedo conseguir más billetes verdes?

¿Cómo puedo conseguir más riqueza y prosperidad?

¿Cómo puedo, si amo mi trabajo,

pagar la deuda de la tarjeta de crédito?

porque creo que existe un tope en el dinero que recibo

 ‘porque me llega por medio de mi salario’

¿Cómo puedo conseguir más?

¡Con tu intención!

 

Esto nos lleva a una de las cosas sobre las cuales hemos estado hablando durante todo el Secreto.

Su función es declarar

lo que les gustaría elegir del catálogo del universo.

Bueno, el dinero forma parte de eso,

digan cuánto les gustaría tener.

Me gustaría tener

veinticinco mil dólares de ingresos inesperados,

dentro de los próximos treinta días,

o lo que quieran.

Debe ser algo en lo que puedan creer.

 

Muchas personas tienen como meta salir de deudas.

Eso los mantendrá endeudados por siempre.

Cualquier cosa en la que piensen, ustedes la van a atraer.

Dicen, ‘pero se trata de salir de las deudas’.

No me importa si se trata de salir o de entrar,

si están pensando en deuda, están atrayendo deuda.

Diseñen un programa de refinanciación automática de la deuda,

y después empiecen a enfocarse en la prosperidad.

 

Muchas veces la gente dice,

 “Me gustaría duplicar mis ingresos el año próximo.”

Pero después uno ve sus actos y no están haciendo las cosas

para que esto suceda y,

dan la vuelta y dicen,

 “No puedo permitirme esto.”

Está bien, ¿adivinen qué? “Tus deseos son mis órdenes.”

 

Si arman un escándalo porque no tienen dinero suficiente,

si le cuentan a su amigo que no tienen dinero suficiente,

si se sienten infelices porque no tienen dinero suficiente,

en realidad lo que están haciendo es activando

o continúan activando en su interior un pensamiento

que es totalmente diferente al deseo que han enviado.

Visita Wadie.com

Todo esto se reduce a que,

ustedes no pueden desear más dinero y enfocarse en que no tienen suficiente.

 

Cuando comprendí El Secreto por primera vez

recibía todos los días

un montón de facturas en el correo.

Y pensé, ¿cómo puedo cambiar esto?

La Ley de la Atracción dice que,

aquello en lo que te enfocas lo obtienes.

Así que conseguí un extracto bancario,

y le borré el total,

y escribí ahí un nuevo total.

Puse exactamente cuánto quería tener en el banco.

Bueno, ¿y qué pasará si visualizo que me llegan cheques en el correo?

Así que sencillamente visualicé

que me llegaban un montón de cheques en el correo.

En el lapso de un mes, las cosas empezaron a cambiar.

Y es sorprendente.

Hoy en día recibo cheques en el correo.

Me llegan algunas facturas, pero recibo más cheques que facturas.

 

Crecí creyendo que tenía que trabajar duro para conseguir dinero.

Yo lo reemplacé con,

el dinero me llega fácilmente y frecuentemente.

Al principio se siente como una mentira.

Una parte de tu mente te dirá,

 “Eres una mentirosa, es difícil.”

Debes saber que este pequeño partido de tenis

se dará por un tiempo.

 

Cuando se trata de crear riqueza, la riqueza es un estado mental.

Se trata de la forma como piensan.

 

Puedo decir que el 80% de mi asesoría individual,

tiene que ver con su psicología y la forma en que piensan y

sé que cuando las personas me escuchan dicen:

 “Sí, bueno, usted puede hacerlo, pero yo no.”

Toda persona tienen la capacidad de cambiar la forma

de su relación y su diálogo interno respecto al dinero.

 

Me encuentro con muchas personas que

quizás produzcan una tremenda cantidad de dinero,

pero sus relaciones apestan.

 

Eso no es riqueza, verdaderamente no lo es.

Usted sabe, puede perseguir el dinero y quizás se vuelva rico,

pero eso no garantiza que será abundante.

No quiero sugerir que el dinero no forma parte de la abundancia,

claro que sí,

pero sólo es una parte.

Y también conozco mucha gente que es

‘espiritual’ entre comillas,

pero todo el tiempo están enfermos y quebrados.

Eso tampoco es abundancia.

La vida está hecha para ser abundante. En todas las áreas.

 

Muchas personas de la cultura Occidental luchan para alcanzar el éxito,

desean tener la casa, un negocio que funcione,

quieren todas esas cosas.

Pero lo que descubrí en mi investigación es que tener todas esas cosas

no garantiza ciertamente aquello que deseamos en realidad,

y que es la felicidad.

Y ahí es cuando entran en el juego todas esas cosas externas.

Ellas no llegan por perseguirlas primero para alcanzar después la felicidad.

Es al revés.

Primero buscan esa sensación de dicha interna,

de paz interior,

la visión interna,

y después se presentan todas esas cosas en el exterior.

Menú de cierre

Comparte con un amigo