¿Quieres que la abundancia fluya en tu vida? Deshazte de estas 10 cosas

Tenemos muchas creencias tóxicas en nuestra mente acerca del significado de ser rico, abundante, así como de tener una gran cantidad de dinero – en lugar de permitir que esas ideas se vayan, y permitirnos disfrutar y ser felices con todas esas bendiciones que la abundancia nos proporciona, todavía las tenemos.

Pero, esto termina aquí. A partir de hoy, vamos a dejar de hacer las cosas que ya no nos sirven para nada, y nos vamos a apoderar del cambio.

abundancia fluya en tu vida

1. Alejarse de la mentalidad de escasez

El mundo en el que vivimos en realidad tiene suficiente para todos nosotros, así que necesitamos creer en que esto es verdad. Tenemos que cambiar nuestra vida y también nuestra mentalidad. Además, debes abandonar tu escasez cognitivamente, y serás abundante.

2. Renuncie a bajar su autoestima.

¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No creerás lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, sin importar el mes en que naciste, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

¡Desbloquee los mensajes ocultos en su Código de Personalidad ahora tu reporte personalizado!

Haga CLICK AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre su vida usando sólo su Nombre y Fecha de Nacimiento.

Tenemos que renunciar a esa necesidad de vernos a nosotros mismos como pequeños, insignificantes, así como indignos. Somos un misterio viviente y respirante, y aparecimos de la nada en el mundo. Además, tenemos derecho a disfrutar de todos los fantásticos regalos que la vida nos ofrece, como todos los demás. Tenemos que renunciar a la ausencia de autoestima y permitirnos la abundancia.

3. Renunciar a la responsabilidad y a la culpa.

Debemos dejar de culpar a nuestros padres, al gobierno, a nuestro cónyuge, a Dios o al mundo entero por la relación sin éxito que tenemos con el dinero. No somos víctimas, y tenemos que dejar de comportarnos como lo somos. Tenemos que tomar el control de nuestra vida, así como dejar de dar poderes.

4. Deja de pensar que no eres lo suficientemente bueno para ser abundante.

En realidad, ser abundante no es algo malo. Además, no es una locura permitir que nuestra vida nos cubra de muchos regalos, así como de bendiciones. Por lo tanto, tenemos que dejar de rechazarlo y empezar a aferrarnos a él.

5. Desprogramar.

No importa dónde estuvimos en el pasado o qué tan poco junto con nuestra familia o nuestros antepasados, tuvimos hace muchos años. Eso es sólo un recuerdo y no nuestra realidad. Así que, tenemos que tratarlo así. Los tiempos cambian, y nosotros también tenemos que cambiar.

6. Aléjate de tus miedos y dudas.

Debemos renunciar a esos temores de no valer la pena o no merecer la abundancia, así como la riqueza, y también al hecho de que el dinero es la fuente del mal. En realidad, el mal aparece como resultado de lo que la gente está haciendo con el dinero, y no de ese dinero como objeto. Deberíamos recordar siempre esto.

7. Detener la autodestrucción.

En primer lugar, tenemos que dejar de intentar seguir adelante cuando tenemos los descansos en marcha. Debemos levantar nuestros pies de la autodestrucción y después de eso ponerlo en el pedal de la abundancia.

8. Renunciar a las ideas tóxicas que dicen que la vida debe ser un esfuerzo.

Nuestras vidas no están diseñadas para ser una lucha, pero en realidad hacemos que sea así al creer en tales ideas. Debemos renunciar a todas esas creencias tóxicas, y veremos que las cosas van a cambiar para mejor aún.

9. Abandonar la idea de que la espiritualidad y la abundancia no van de la mano.

Cuando decimos que estas dos cosas no van una por una, es como decimos que inhalar y exhalar no van juntas también. No pueden ir el uno sin el otro. Para exhalar, tenemos que inhalar primero. Esto es idéntico a la abundancia. Tenemos que permitirnos recibir para poder dar.

10. Desconecte sus vibraciones.

Nikola Tesla, el científico popular, fue quien aconsejó a la gente a pensar en la frecuencia, la energía y la vibración para que pudieran encontrar los secretos del Universo. Con la limpieza de nuestro desorden vibrante, vamos a descubrir no sólo esos secretos, sino que nuestra verdadera naturaleza es realmente abundante.

Cerrar menú