Los abrazos son la forma más hermosa de comunicación

abrazos forma comunicacion

Los abrazos son una de las cosas más sorprendentes que podemos darle a otra persona. Los abrazos son esencialmente una forma de terapia en sí misma. Cuando recibimos abrazos, nos da una sensación de confort, cuidado, amor, comprensión y muchos otros sentimientos indescriptibles. Dicho esto, ¿no está de acuerdo en que darnos un abrazo todos los días sería una buena idea?

Hay más en los abrazos que la apariencia superficial de todo esto. Hay una ciencia real que ocurre en nuestro interior cuando recibimos un abrazo o se lo damos a otra persona.

Los cambios fisiológicos que experimentamos en lo profundo de nuestro ser mientras nos abrazan podrían describirse como una de las últimas formas de ser humano y estar vivo.

Equilibra el sistema nervioso

Con sólo dar un abrazo a alguien, ya has empezado a equilibrar su sistema nervioso.
Los diminutos sensores de presión en forma de huevo llamados corpúsculos de Pacnicio que se encuentran dentro de la piel están conectados al cerebro a través de nuestro nervio vago.

Esencialmente lo que esto significa es que sienten la sensación de ser tocados.

Reduce los niveles de estrés

Abrazar a alguien puede aliviar la mayor parte de su estrés de forma inmediata y efectiva. Muy a menudo subestimamos el poder de los abrazos.
Lo que sucede es que al ser abrazado, el nivel de cortisol que circula por nuestro cuerpo se reduce enormemente.

Esto significa que nuestras mentes son capaces de calmarse y pensar sin estrés. La próxima vez que estés con tu pareja, dale el mayor abrazo que puedas convocar.

Mejor estado de ánimo general

Cuando abrazas a alguien, empiezas a aumentar la producción de serotonina en tu cerebro, que es la sustancia química esencial que necesitas para una actitud positiva. Esto también aumenta tu autoestima.
Algo que hay que tener en cuenta cuando se piensa en la depresión o en aquellos que se sienten solos, es que están experimentando niveles realmente bajos de serotonina.

Cuando abrazas a alguien, el cerebro comienza a liberar más serotonina y endorfina en tus vasos sanguíneos, creando placer y expulsando la pena.

Relaja tu cuerpo

Los abrazos pueden hacer que tus músculos se relajen de la mejor manera posible. Al recibir un abrazo, nuestros músculos comienzan a liberar tensión en todo el cuerpo. En serio, ¿por qué no nos abrazamos más a menudo?

La salud del corazón mejora/disminuye el ritmo cardíaco

Los abrazos tienen la increíble capacidad de disminuir nuestro ritmo cardíaco. En resumen, necesitamos abrazarnos todos los días para nuestra salud mental y física. Más importante, nuestra felicidad.

Compartir en Facebook

Compartir en Whatsapp

Recibe diario en tu correo tu dosis de energía espiritual
Canal de Telegram