33 pasos para reclamar tu poder interior -Paso 7- Stuart Wilde

ADN GALACTICO
ADN GALACTICO

“33 pasos para reclamar tu poder interior” Stuart Wilde.
TRADUCCIÓN REALIZADA POR YARISA

PASO 7: TODO CONOCIMIENTO HUMANO ESTÁ INFLUENCIADO  POR LA DEBILIDAD HUMANA

La debilidad es endémica en nuestra situación humana. La mayoría de las debilidades son manifestaciones varias del miedo que el ego tiene a la muerte. Voy a hablar más tarde de la muerte, pero esta idea de sostenerse, mantenerse, restringir, tener cuidado, no correr riesgos, viene del miedo y la ansiedad del ego porque no está seguro de que las cosas durarán ni de qué va a suceder. Es parte de nuestra condición de mortales. Tenemos todas esas debilidades dentro, no sólo el miedo que el ego experimenta, sino también la autoindulgencia emocional que nos impone.

Una de las cosas que te molestarán a lo largo de tu camino espiritual es la enorme autocompasión que llevamos dentro. El ego resulta muy desagradable cuando se envicia en su tontería. Se cuenta a sí mismo terribles mentiras. Constantemente busca hacerse el importante. Quiere las cosas a cambio de nada. Quiere consuelo. Necesita atención. Siempre busca gratificarse a sí mismo.

No sorprende que nos convirtamos en víctimas del ego. Se siente inseguro, así que está constantemente intentado aminorar esa inseguridad buscando experiencias o cosas que le hagan sentirse mejor. Pero todo lo que haces para mantenerlo feliz sólo sirve de respiro temporal. No puedes controlar el ego manteniéndolo feliz; sólo puedes recobrar el control de tu vida vía disciplina y yendo más allá de la inherente debilidad del ego.

Y, por supuesto, un montón de debilidades vienen de la sensación del ego de “no saber”, que le causa una terrible ansiedad. Sin embargo, al recorrer el camino espiritual, comprenderás que estás fluyendo. Sólo verás unos pocos metros delante de ti. Todo se hace bellamente espontáneo.

Por tanto, una de las ideas a recordar es que la necesidad de sentirse seguro es sólo una mala costumbre. Puedes sentirte seguro incluso cuando no sabes qué va a pasar. Es sólo el ego el que requiere que “necesites saber”. ¡No lo necesitas!. Cuando tu percepción es más infinita, te haces más abierto y saber qué sucederá después pierde importancia. Es la diferencia entre Flujo y Restricción. Puedes estar seguro incluso cuando no sabes.

Cuando la gente te diga “¿Qué sabes?” puedes decir, “Nada, no sé y no me importa”. Entonces trasciendes la debilidad del ego, que se resiste a moverse. Vas a tener que moverte sin saber, sólo sintiendo tu camino y preguntándote continuamente “Hey, ¿cómo se siente esto? ¿Se siente bien?”. Si la respuesta es “No”, haz los ajustes necesarios.

Cuando puedes aceptar el “No lo sé, ni me importa”, eres libre. Instantáneamente pasas a través de una de las grandes debilidades humanas: la necesidad de saber.  Si estás en equilibrio hoy, estarás más en equilibrio mañana porque tu energía está subiendo constantemente. Si eres abundante hoy, serás más abundante mañana, porque así es como se comporta la energía ascendiendo. Cuando entiendes la naturaleza de la debilidad de esta existencia, ésta se convierte en un enorme triunfo y en una gran aventura excitante para ir más allá de esa defecto. Al final, de eso se trata el viaje.

Desde mi punto de vista, la autocomplacencia es una de las mayores debilidades con las que tenemos que vérnoslas; boquea nuestro desarrollo espiritual, y es arrogante. La idea de que alguien tiene que mantenernos, de que nos deben respeto, de que nos deben una oportunidad, de que nos han de considerar importantes, es boba. Para llegar a ser un Ser Infinito vas a tener que ser autosuficiente. En consecuencia, si crees que alguien de fuera te va a proveer, no puedes dominar tu viaje a través del plano físico.

Tienes que demostrar tu maestría sobre esta dimensión fisica generando suficiente energía para sostenerte. Si no puedes ganar montones de dinero ahora, empieza reduciendo tus necesidades. Decir “Tengo que tener esto, tengo que tener aquello”, es autoindulgente y destructivo porque afirma tu carencia. Lo que debes decir en vez de eso es “Tengo menos dinero, así que voy a consumir menos. Tal vez viviré en un apartamento más barato, tendré un coche más barato, comeré menos y gastaré menos en cervezas”.

La gente naturalmente piensa que el modo de resolver sus problemas es ganar más. Por supuesto que esto ayuda, pero la respuesta está en la disciplina y el equilibrio. Si tu ego está fuera de control cuando ganas, p. ej. 1000 dólares al mes, tendrás más problemas incluso con 2000 dólares al mes. Y si de repente ganaras 10.000 dólares y tuvieras la misma falta de disciplina, estarías pronto en serios problemas financieros. Así que el infinito te protege de tu propio desequilibrio. Te previene de meterte en demasiados problemas si ganaras demasiado dinero.

El camino para expandir tu riqueza y estar al mando es cortar con las expensas no vitales del ego y disciplinarte para estar en equilibrio cualquiera que sea la cantidad de dinero que manejes. He hablado mucho acerca de la metafísica del dinero en muchos escritos, pero el principal secreto hacia la abundancia  nace del equilibrio emocional y de la estabilidad que proyectas cuando estás centrado. Si estás ansioso o preocupado acerca del dinero, la inseguridad que emites va hacia los demás en forma de señal subliminal. Destruye tu habilidad para ganar más.

El secreto para tener grandes cantidades de riqueza es no necesitarla. Entonces viene a ti naturalmente. Cuando estás desesperado e intentas forzar las cosas para que sucedan, el dinero se escapa de un salto por el camino frente a ti, tentándote, fuera de tu alcance la mayor parte del tiempo. Así que el truco es gastar menos de lo que ganas. Entonces puedes hacer más y más dinero y ser tan rico como quieras, y nunca tendrás problemas con eso.

Además, creo que es importante recordar que, en el camino espiritual, no hay garantías. Es fútil buscar una. La única excepción es la energía. Si tienes energía, esa es tu garantía. Si no tienes energía te desequilibrarás y empezarán a pasarte cosas.  Así de simple.

De la autoindulgencia viene la importancia personal. No te metas en viajes de status: cuando estás en el clasismo social, quién está arriba, quién abajo, quien está de moda quién no, quién es espiritual y quien no lo es. Todo esto es sólo esnobismo.

Cuando ves este mundo lleno de orgullo, pomposidad, arrogancia, con la gente empujándose, fingiendo, buscando atención, como todo el rollo del glamour de Hollywood, es penoso. Es un montón de debilidad y chismes, buscando ser oído, compitiendo por promocionarse, desesperados por hacerse a sí mismos especiales (….)

Justo porque el iniciado es fuerte, él o ella no va por ahí buscando alabanzas o atención. Estas gentes no necesitan que las consideren especiales. El iniciado es feliz de quedarse detrás, de ocupar el lugar más bajo, de estar callado. Los taoístas reverenciaban el agua porque la veían como un símbolo de humildad y servicio. El agua nutre y sostiene todas las cosas vivas, y no busca nada para sí misma; siempre fluye hacia el lugar más bajo.

Por tanto, sé como el agua, sé humilde, nutre a los demás y a ti mismo. Y quédate en la parte de atrás, donde seas libre para entra y salir de las situaciones inesperadas de la vida. Eso es el fluir del agua.

No necesitas el glamour. Sólo sirve para crear peso emocional en tu vida, inflando el ego con un falso sentido de importancia. Demasiada fama y atención, y el ego se convierte en un niño malcriado imposible de controlar. Pronto te apartará del Tao, que es natural y bondadoso. Tira a la basura ese sinsentido antes de que te vuelva loco. No lo necesitas. Todo lo que necesitas es equilibrio, y el contentamiento, creatividad, amor y comprensión que fluyen de él. Y desde estas cosas bellas entenderás tu lugar espiritual. Desde ahí fluye el poder silencioso, la gratitud, lo sagrado. Esto es lo real; todo lo demás es maya, propaganda, y una pura falsedad. No permanecerá.

Aquello por lo que la gente suspira les hace débiles. Cuando te enamoras y anhelas la otra persona, el sólo hecho de que estés desesperado por él o ella te debilita. A menudo significa que no puedes tener esa persona. Tu asfixiante necesidad hace que la otra persona se sienta molesta, y te deja. Cuando anhelas desesperadamente una meta particular en tu vida, empujándola emocionalmente, presionando para que suceda, afirmas que no la tienes. Entonces alejas la propia cosa que quieres de ti mismo.

Así que controla tus anhelos. Dí “Hey, me gustaría tener un coche nuevo, pero no me lo puedo permitir por ahora. Me siento abundante; siento que el coche se está convirtiendo en parte de mi vida. Lo tendré más tarde. O quizás algo mejor esté en camino”. Entonces trabaja de modo planeado hacia la materialización de tu meta. No anheles ni aulles. Tómate un momento cada día antes de ir a dormir o antes de levantarte por la mañana para dar gracias por lo que ya tienes. “Esta vida es bella. Estos niños son hermosos. Esta casa no es tan maravillosa, pero gracias, gracias, Gran Espíritu, por darnos un refugio. Gracias por estas ropas y estos amigos. Gracias por estas oportunidades económicas”.

La otra debilidad humana es la culpa. Culpa es autoindulgencia convertida en remordimiento, y ha sido utilizada con éxito por la sociedad como mecanismo de control. Si no sigues el juego, la gente dirá que eres mala persona. El hecho es que la mayoría de las cosas por las que podrías sentir culpabilidad son sólo reglas creadas por otros.

En el eterno Tao, no hay arriba y abajo; no hay bondad y maldad. Hay alta energía que hace libre a la gente y expresa amor, y hay baja energía que restringe, controla y manipula a la gente. Pero sólo es energía. No hay absolutos ni juicios en la gracia del yo Infinito.

No creo, en sentido estrictamente metafísico, que haya víctimas completamente inocentes. Si generas formas-pensamiento de restricción, debilidad, manipulación y carencia, atraes experiencias negativas. En la totalidad de la infinita percepción, la víctima y el agresor son una y la misma energía. Si has hecho algo equivocado a alguien, sí, tú podrías haber elegido una forma más adecuada de actuar. Pero, por otro lado, ellos generan energía negativa y como resultado te atraen a sus vidas.

Tú les causas sufrimiento emocional a tu propio tiempo y expensas. Ellos pueden decir, “Gracias , dios, por enviarme un maestro que me ha removido y violentado. Eso me ha enseñado cosas”

La culpa es una energía inútil. Si estás removido interiormente o has fracasado, adminístrate la absolución.  Luego, traza una línea en la arena y dí, “De ahora en adelante, voy a actuar de mejor manera. Voy a conducirme de manera honorable”. Lo importante es truncar la emoción de la culpa antes de que se vuelva asfixiante. Perdónate, y date cuenta de que en el sentido eterno espiritual, no hay ningún pecado real, sólo hay perdón. Sí, hay acciones de baja energía que infringen daño y restringen, y las hay de alta energía que aman, liberan, inspiran a la gente. Pero eso es todo. Venimos a experimentar ambos tipos de energía en esta vida.

Naturalmente, como persona espiritual trabajando sobre ti mismo, vas a intentar elegir tanta alta energía y actitudes liberadoras como puedas. Pero si a veces vas por el otro camino y fallas, realmente no has fallado. Todo lo que has hecho es subir por la otra rama de la escala. Has de comprender el contraste para aprender. Poco a poco te fortalecerás y aprenderás de mejor modo. A veces puede que destroces algo o hagas algo que realmente cause sufrimiento a otros, porque eso es lo que necesitabas en ese momento y eso es lo que hiciste. Puedes absolverte y seguir adelante.

La otra debilidad que afecta a la gente es una pobre autoimagen, que, invariablemente, viene de las experiencias de la niñez y del tipo de padres que has tenido. Todo es reparable. Puedes trabajar en la autoestima sin tener necesariamente que sanar todas las heridas de tu niño interior si te concentras y te amas a ti mismo. Tomarás un poco de tiempo para aquietarte y hacer el trabajo interior, honrándote a ti mismo por  los objetivos que has alcanzado. Si intentas mejorarte, subirás tu energía, te ejercitarás más, y te volverás más organizado. Así, poco a poco, la autoimagen empieza a levantarse.

El meollo del viaje del ego al espíritu es la aceptación. Si no tienes mucha autoconfianza y tu autoestima es pobre, lo primero que necesitas hacer es aceptarlo. La segunda cosa es atravesar gradualmente tu vergüenza, tu culpa, y trabajar a tu modo hasta que puedas verte en el espejo y decir “Hey, esta persona está OK. Vamos bien”. La debilidad de tener una autoimagen pobre es parte de tu experiencia y programación. Estás aquí para trascenderla. Forma una parte central del camino sagrado. Así que sé valiente y no te victimices por tus defectos. Ellos son sólo tus maestros. Te fortalecerán hasta que los superes, y forjarás una nueva visión espiritual de ti mismo.

Para recapitular: No te quejes de tus debilidades; o trabaja en ellas o ignóralas, y concéntrate en tus puntos fuertes. Si lo haces, generalmente tus debilidades irán desapareciendo  y serán menos dominantes en tu vida.

Visita Wadie.com

Hay un enorme poder en ti. Es el poder infinito que fluye desde tu conexión con la fuerza de Dios. Tienes el poder si aceptas una percepción infinita y si empiezas a verte a ti mismo de este modo.

Esto me lleva al siguiente paso, que es darse cuenta de que los maestros que caminaron sobre este planeta en la historia antigua eran maestros principalmente porque los  que los rodeaban en aquellos tiempos eran gente no educada  y psicológica y metafísicamente débiles.

“33 pasos para reclamar tu poder interior” Stuart Wilde.
Colaboración y traducción amorosa de Yarisa
Sobre Stuart Wilde ir a www.stuartwilde.com/ (Está en inglés)

Menú de cierre

Comparte con un amigo