Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

33 pasos para reclamar tu poder interior – Paso 18- Stuart Wilde

balancekl.jpg

“33 pasos para reclamar tu poder interior” Stuart Wilde.

PASO 18: RESPETA TODOS LOS SERES VIVIENTES. OBSERVA LA BELLEZA DE TODAS LAS COSAS.

Conforme desarrollas tu espiritualidad interna, lucharás contra la autoindulgencia, la actitud rapaz del ego. Tendrás cuidado de no consumir más de lo que necesitas. No vas a tirar las cosas por el gusto de tirarlas.

Respetarás tu entorno, los animales, toda la naturaleza y, por supuesto, a los demás seres humanos.

Es fácil respetar a la gente cuando los conoces y los amas, cuando son tus amigos. Pero es mucho más duro respetar a aquellos que no conoces; y es particularmente difícil respetar a la gente cuando su energía es un poco oscura. Ese es el desafío.

La razón por la cual la gente actúa de modo disfuncional o criminal, o por la cual hieren a los demás es porque son víctimas de sus egos. Son víctimas de una sociedad que nos enseña todos los extraños conceptos de importancia, glamour y riqueza material. Coge lo que puedas, engaña, roba, despoja. Esa es sólo una parte de la enfermedad de esta evolución. Puedes tener compasión en vez de desear venganza.

Si lo ves desde un punto de vista finito, puede realmente molestarte y asustarte. Pero si lo observas desde un infinito punto de vista, la gente malhechora es aquella que está aprendiendo a lidiar con su ego. Ellos pueden causar gran cantidad de caos en nuestra sociedad, pero en las profundidades de su interior son espíritus infinitos. En algún lugar más allá del caos de su ego, hay una chispa de la Fuerza Divina.

Así que, “respetar a todos los seres vivientes” significa ofrecer a la gente, por lo menos, un respeto neutral. No tienes que ser de otro modo por agradar a los demás, necesariamente. Ni tienes que compadecerte de ellos; puedes dejarlos solos. Pero por lo menos respétalos lo más que puedas, y particularmente trata de ser amable y respetar a la gente cuando te están tratando mal, o cuando están actuando de modo antisocial. Eso significa salir de la reacción normal de tu ego y actuar desde el amor de tu Yo Infinito.

No puedo decir que yo sea perfecto en esto. No sé si alguien puede serlo constantemente. Pero es maravilloso cuando te vuelves magnánimo hacia la gente incluso si ellos no son magnánimos contigo.

La otra parte de respetar todas las cosas vivientes es respetar a los animales y a la naturaleza. Cuando entré en este camino, decidí ser vegetariano porque no me sentía bien comiendo carne. No era sólo por motivos espirituales, sino también porque la carne está llena de toxinas, hormonas y antibióticos. Pensaba que respetar a todos los seres vivos incluía respetarme a mi mismo, así que fui vegetariano durante siete años.

Sin embargo, el vegetarianismo es una disciplina difícil de mantener indefinidamente porque hay ciertos nutrientes en la carne que son difíciles de obtener en una dieta completamente vegetariana. Encontré que volando de ciudad en ciudad, de hotel en hotel, no podía sostener mis niveles de energía siendo totalmente vegetariano. Así que, tras siete años, finalmente incluí una pequeña cantidad de carne en mi dieta, y aún la tomo. Diría que como carne una vez a la semana, en pequeña cantidad, pero definitivamente ya no soy vegetariano.

No obstante, respetar a todos los seres vivos también incluye proyectar amor y cuidado a los animales, no matarlos innecesariamente. No estoy de acuerdo personalmente con la caza. Puedo entenderla si eres de una tribu y has de alimentar a tu familia. Pero la mayoría de los cazadores modernos no necesitan internarse en el bosque y empezar a saltarles la tapa de los sesos a los animales. Pero esa es mi opinión personal, y si eres cazador, Dios te bendiga y espero que te vaya bien.

Pero respetar a los seres vivos es volverse una gran persona y ofrecer ese amor que tienes a todo el mundo. Por tanto, cuando te sientes algo gruñón y caminas por la calle abajo es casi un esfuerzo sobrehumano ser agradable con la gente. Sin embargo, si estás en contacto con el infinito dentro de ti, necesitarás ser amable con todos, esa es la tendencia natural. Sé educado, respeta a los demás, y no los discrimines verbalmente ni, incluso mentalmente.

La discriminación de cualquier tipo, racial, sexual o como sea, es definitivamente ilógica. Viene de la arrogancia del ego, la cual, de hecho, enmascara la inseguridad y el miedo. Tememos aquellas cosas a las que no estamos acostumbrados. Así que tendemos a pensar que este grupo de aquí es más peligroso que aquel de allá. Toda discriminación viene del sentido de importancia del ego, que cree que su gente es más importante, o mejor, o más creativa o más aceptable socialmente que alguna otra gente. Vivimos en un planeta que es una increíble mezcla. Sí, hay un montón de maldad en este planeta; sí, hay un montón de gente oscura que de algún modo está haciendo el viaje del ego al espíritu. Pero tenemos una infinita cantidad de tiempo para evolucionar. Nuestro planeta tiene por lo menos otros cuatro o cinco miles de millones de años antes de que se acabe. Puedes estar seguro de que, si eres infinito, si eres eterno, tendrás paciencia. Si tienes paciencia, puedes ser magnánimo y saber que las cosas se arreglarán al final y que la gente adquirirá un sentido sagrado finalmente.

Ver las vidas desde un punto de vista espiritual nos da automáticamente humildad. No puedes fingir la humildad. O eres una persona humilde o no lo eres. Pero lo maravilloso es que, cuando dejas de hablar de ti mismo, de pavonearte, de pedir admiradores, cacareando acerca de tus logros, etc. tu humildad sobreviene automáticamente.

La violencia del ego no es sólo física; es también emocional. Al ego le gusta herir a la gente, empequeñecer a los demás, rebajarlos. Le gusta atacar y hacer sentir incomodidad porque él está incómodo. Parte de respetar a todas las cosas vivas es controlar la violencia física, emocional e intelectual del ego.

Así que no maltrates a la gente. Incluso aunque sepas que lo que alguien te está diciendo es absolutamente ridículo, y sabes que no podrán ponerlo en práctica, no los destruyas. Intenta construirlos. Di “Sí, esa es buena idea.

Puede que tengas que hacer pequeños ajustes, pero te deseo lo mejor. Espero que funcione”.

Intenta alejarte de la oscuridad del ego y del modo en que intenta destruir a los demás. Respetar todos los seres vivos es no proyectar violencia innecesaria contra los animales y el planeta, y no proyectar violencia emocional o intelectual contra el resto de la gente. Ese es el camino sagrado.

Conforme entras en tu serenidad interior, en meditación, oración, purificación o disciplina, empiezas a apreciar cómo es la fuerza de Dios, cuánto amor implica, y la autoridad que tiene. Su magneficiencia es indescriptible. Cuando tengas tan sólo un ligero vislumbre de esa fuerza de dios, vas a ser extremadamente humilde.

Como he dicho, he visto el túnel de las cercanías de la muerte en varias ocasiones. He visto la luz al final del túnel, la Fuerza Divina. No hay palabras humanas para describir su magneficiencia. Uno está perdido si la intenta explicar. Es la cosa más hermosa que yo haya visto jamás, y el mayor poder que existe. Un vislumbre de eso y cualquier tonto orgulloso del planeta se sentaría y se callaría. Pero incluso si no has tenido una experiencia cercana a la muerte, serás capaz de sentir la Fuerza de Dios en tu corazón cuando empieces a controlar el ego.

Respetar todos los seres vivos es entender este punto y la magneficiencia de todo, mientras lo haces lo mejor que puedes para que el ego no cree caos por ti. Respeta el aire, el agua, la tierra, los espíritus de la naturaleza, la belleza de este planeta, y todas las dimensiones invisibles que también traspasan este plano físico. Respétate a ti mismo. A través del respeto generamos consideración y amor; aprendemos acerca de nosotros mismos.

“33 pasos para reclamar tu poder interior” Stuart Wilde.
Colaboración y traducción amorosa de Yarisa
Sobre Stuart Wilde ir a www.stuartwilde.com/ (Está en inglés)


Cerrar menú

Comparte con un amigo