Miras tu reloj y son las 11:11. Por alguna razón sientes la necesidad de compartirlo con tus amigos y es de esta manera como todos comienzan a solicitar deseos. ¿Por qué razón hacemos eso? Pareciese ser un fenómeno tan enigmático como el porqué nos golpeamos cuando pasa un turismo amarillo.

¿Por qué creemos que esa hora es más mágica y singular que el resto? Aun si bien no creas en esas tradiciones, no puedes eludir meditar «qué coincidencia» cuando examinas tu teléfono y justo son las 11:11. Existen 2 vertientes para explicar este fenómeno:

El lado de la numerología

Si bien se ignora con precisión el origen de solicitar un deseo cuando el reloj marca las 11:11, el acuerdo entre los especialistas del misticismo es que esta práctica salió de la numerología. Conforme con este sistema de opiniones, los números repetidos tienen un enorme poder y nos transmiten mensajes esenciales. Por esta razón, si un número se presenta frente a ti habitualmente (individual o bien repetido), debes prestarle atención.

El lugar experto en estrología, Astrostyle explicó que el 11:11 o bien 1:11 es un símbolo mágico. En el tarot, la primera carta es El Mago, con lo que este número se interpreta como un llamado a un nuevo despertar espiritual. Asimismo es como una palmadita en la espalda que te da el cosmos para decirte que vas en la dirección adecuada.

11:11
11:11

Doreen Virtue es terapeuta experta en ángeles, y en su trabajo asevera que estos seres se comunican con nosotros por medio de los números. En su libro Angel Numbers ciento uno, la autora especifica que una secuencia de números 1 representa un momento idóneo para poner tus pensamientos en acción. Por este motivo es esencial que lo que desees esté en sincronía con tus objetivos.

11:11 del lado de la ciencia

Posiblemente esta tradición de solicitar deseos a las 11:11 proceda de quienes creen en la numerología y se quedó con nosotros como una costumbre, si bien seamos incrédulos. Para los sicólogos, aseverar que una hora concreta del día de verdad tiene poderes que van alén de nuestra imaginación es un caso de corte de confirmación.

El doctor Shahram Heshmat definió en Psychology Today el corte de confirmación como un acto en el que un individuo se aferra a meditar que algo es real, solo pues confirma sus opiniones. Es posible que la idea en el fondo sea auténtica o bien falsa, eso no importa. En este corte, la persona se niega a investigar más allí por temor a no tener razón.

Durante el día, alguien examina su reloj cientos y cientos de veces, mas si coincide y son las 11:11, o bien lo interpretará como una señal por el hecho de que eso es lo que desea pensar. Como el resto horas no significan nada singular, pasan inadvertidas y no se les da relevancia.

Esencialmente, la ciencia mantiene que las 11:11 no representan solamente único que las 2:15 o bien las 21:35. Todo está en la psique.

Estés en el lado de la numerología o bien de la ciencia, quizá las 11:11 sean un buen pretexto para replantear exactamente en qué situación te hallas y a dónde deseas dirigirte. Si bien claro, eso lo puedes hacer en cualquier instante del día. Mas eso sí, no olvides hacerlo con la información pertinente, que tomar buenas resoluciones no debe dejarse a la fortuna.

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend